Venezuela: Gobierno tilda de “hostil” la petición de elecciones de la UE

shadow

 

CARACAS (Venezuela).- El Gobierno de Venezuela tildó hoy de “injerencista y hostil” la petición de que se celebren en ese país elecciones “democráticas” emitida este lunes por los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE), quienes consideraron que los comicios de pasado 20 de mayo no fueron “legítimos ni libres”.

“Venezuela repudia enérgicamente las conclusiones del Consejo de Asuntos Exteriores de la UE (…) mediante las cuales pretenden cuestionar el proceso electoral venezolano del pasado 20 de mayo donde resultó reelecto por amplia e incuestionable mayoría de votos el presidente Nicolás Maduro”, defendió la cancillería en un comunicado.

Para Caracas, la UE con esta decisión “confirma así la actitud injerencista y hostil de su Consejo de Asuntos Exteriores, producto de la evidente subordinación a la errática política exterior de la Administración de Donald Trump hacia Venezuela”.

“Ninguna instancia de la UE, así como ninguno de sus gobiernos integrantes, cuenta con competencia legal alguna, ni mucho menos con acervo moral demostrable, para cuestionar las decisiones que el pueblo venezolano toma en el libre ejercicio de su democracia”, añade.

En el texto publicado en la página web de Exteriores se afirme que “Venezuela siempre procurará mantener relaciones de respeto mutuo y cooperación integral con la UE y sus Estados miembros”, pero recuerda que “jamás aceptará intromisiones provenientes de potencia extranjera alguna”.

http://www.cronicaviva.com.pe/venezuela-observadores-internacionales-reconocen-reeleccion-de-nicolas-maduro/

En su reunión de hoy en Bruselas, los ministros de Exteriores de los países integrantes de la UE acordaron, además, adoptar nuevas “medidas restrictivas” contra Venezuela, con una ampliación de la lista de las personas ya sancionadas y entre las que se encuentran varios altos cargos del Gobierno.

La UE ha acordado, junto a los gobiernos de EEUU y varios países latinoamericanos, no reconocer las elecciones del 20 de mayo, apoyando las denuncias de la principal coalición antichavista, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), de que la llamada a las urnas era ilegítima.