Venezuela: Parlamento para recuperar funciones deberá reconocer Constituyente

shadow

 

CARACAS (Venezuela).- El Parlamento venezolano debe reconocer a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) si quiere volver a ejercer sus competencias, advirtió Diosdado Cabello, luego de que la ANC se atribuyera este viernes los poderes de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de mayoría opositora.


“La Asamblea Nacional tendrá primero que salir del desacato, reconocer a la ANC para que comience a trabajar”, dijo Cabello a los medios a las puertas del Palacio Federal Legislativo, minutos después de que la ANC despojara de sus funciones al Parlamento, surgido de las últimas elecciones legislativas en diciembre del 2015.

Como ya había hecho antes la presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez, el hombre fuerte de este órgano plenipotenciario instaurado por el oficialismo aclaró que la medida tomada no supone la disolución del Parlamento, que ya tenía la mayoría de sus funciones suspendidas desde prácticamente después de su elección al haber sido declarado “en desacato” por el Tribunal Supremo de Justicia.

Cabello dijo que el Parlamento puede reunirse “las veces que quiera” y “con quien ellos quieran”, y afirmó que la Constituyente se hizo con sus atribuciones para evitar que un Parlamento con mayoría de “la derecha burguesa” se dedique a “paralizar el Estado”.

Venezuela: Asamblea Constituyente disuelve parlamento y asume funciones legislativas

En este sentido, Cabello acusó al presidente del Parlamento, Julio Borges, de estar “trabajando para la tesis del Estado fallido” por haber solicitado a “países (…) y bancos del mundo” para que el país “no solo no reciba créditos sino que no le permitan pagar” sus “responsabilidades”.

La decisión de la ANC de atribuirse los poderes del Parlamento se tomó luego de que la directiva de ese órgano no acudiera este viernes a la reunión a la que había sido convocada por la ANC, que los opositores tildan de ilegítima y ven como un instrumento del Gobierno de Nicolás Maduro para consolidar una dictadura en el país.