Yehude: Viajes y reuniones de Alan con Barata lo hacen sospechoso

shadow

 

Los vínculos del expresidente Alan García con Jorge Barata,  exrepresentante de Odebrecht en el Perú, lo hacen sospechoso de actos de corrupción, sostuvo el ex presidente del Consejo de Ministros, Yehude Simon Munano, tras considerar que debe ser el Ministerio Público el que investigue dilucidando  este caso.

Fue a referirse los 23 viajes en el avión presidencial que realizó el expresidente Alan García y el exrepresentante de la empresa brasilera Odebrecht, Jorge Barata en el segundo Gobierno aprista entre el 2006 y 2011.

-¿Cree que Alan García tiene la convicción de que está librado de cualquier acto de corrupción.
-Cuando él me convocó, él siempre me dijo que no quería pasar a la historia por corrupto, que su primer gobierno fue un fracaso y que quería ser muy transparente, y lo digo en honor a la verdad.

“Ahora esos viajes, esas reuniones con Jorge Barata lo hacen sospechoso, pero ahí está la Fiscalía la que debe actuar. Yo por ética no puedo juzgar, pero deseo que la Fiscalía actué con la total transparencia y no termine beneficiando a nadie”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

No se salva de cualquier sospecha

En otro momento, Simon Munaro indicó que los vínculos que tuvieron los expresidentes Alan García y Ollanta Humala hacen que ambos sean pasibles de sospechas. Dijo que el congresista aprista Javier Velásquez Quesquén cometió un error político tremendo al permitir que sus hijos trabajen en Odebrecht.

“Lo resumo, ni Alan García ni el expresidente Humala se salvan de cualquier sospecha, pero hay que probar su responsabilidad. Lamentablemente en el caso del expresidente Alan García su círculo, siempre ha sido un círculo cerrado y de alguna otra manera han estado inmersos en casos de corrupción”, manifestó.

Javier Velásquez Quesquén cometió un error como cometen muchos, se hace muy amigo de una empresa y los hijos terminan trabajando para la empresa. Me parece que es un error político tremendo, felizmente ningún miembro de mi familia ha terminado trabajando con alguna empresa”, precisó.

Yo saqué a Odebrecht

Finalmente, reveló que en la época que se desempeñó como primer ministro sacó a la empresa Odebrecht del proyecto Taboada. Refirió que el expresidente Alan García nunca intervino ni intercedió a favor de la empresa.

“Cuando fui primer ministro había un proyecto que se llamaba Taboada y ahí postularon dos empresas, y ganó una empresa española. Odebrecht hizo una campaña nacional diciendo que habían ganado poniendo un montón de condiciones. Quien paró a Odebrecht fui yo, yo le dije, ‘ustedes están acostumbrados a ganar, se creen dueños del país’. Yo hablé con Jorge Barata y saqué a Jorge Barata”, explicó.

“Cayetana Aljovín, era presidenta de Proinversión en esa ocasión y me dio una carta renunciando si es que Odebrecht ganaba, porque Odebrecht había perdido la licitación. Alan García no intervino, porque yo tenía cierta independencia frente a unas cosas, y en el tema de la transparencia yo era clarísimo”, acotó.