Zika: Prueban en ratones transmisión fetal y malformaciones asociadas

shadow

 

WASHINGTON.- Un grupo de científicos ha elaborado los primeros modelos de transmisión del zika de un ratón hembra al feto con el resultado de malformaciones congénitas en las crías e incluso la muerte fetal, según un nuevo estudio que publica hoy la revista especializada Cell.

Esta investigación demuestra que el virus puede traspasar y dañar la placenta del ratón hembra, infectar al feto y producir muchas de las malformaciones y complicaciones de salud observadas en los bebés humanos de madres que tuvieron el zika.

Estos modelos en ratones, elaborados por científicos de la Universidad Washington de San Luis (Misuri, EEUU), pueden usarse a partir de ahora como una herramienta para desarrollar tratamientos y vacunas.

“Ha habido preguntas sobre si la transmisión del zika en el útero causa la enfermedad en el feto. Las evidencias han ido creciendo y nuestros datos confirman que el zika puede producir problemas congénitos, incluso la muerte fetal”, explica Michael Diamond, uno de los autores del estudio e inmunólogo en la Universidad Washington.

Crear incluso un modelo general del zika en ratones había sido, hasta ahora, un reto para los científicos porque estos animales no son susceptibles normalmente al virus.

Diamond y su equipo desarrollaron dos modelos; en uno, programaron genéticamente a las hembras de ratón para tener un sistema inmunológico deficiente y, por consiguiente, el resultado fue un modelo de enfermedad severa cuando se las infectó de zika.

En el segundo modelo, los ratones hembra eran normales genéticamente pero se les inyectó un anticuerpo que provocó un funcionamiento solo parcial de su sistema inmunológico.

El resultado de las pruebas fue que el zika infectó sobre todo a la placenta, donde los niveles del virus eran hasta mil veces más altos que el suero materno.

Científicos han confirmado que el zika puede producir problemas congénitos, incluso la muerte fetal.

zika muerte fetal

Una vez en la placenta, el virus infectó el grupo de células denominado trofoblasto y dañó los capilares sanguíneos del feto.

Otros estudios anteriores mostraron que las células de la placenta, en un estado avanzado, son resistentes a la infección del zika, pero estos nuevos modelos señalan que el virus es capaz de cruzar la barrera del tejido materno y el feto en momentos anteriores del embarazo.

Por otro lado, un estudio publicado hoy en la revista Cell Stem Cell recoge la investigación de un grupo de científicos chinos que han inyectado la cepa asiática del virus del Zika en fetos de ratón con el resultado de que las crías tuvieron los rasgos característicos de la microcefalia.