Temer admite que es “vergüenza” la red brasileña de carne descompuesta

shadow

 

BRASILIA.- El presidente Michel Temer admitió este martes que es una “vergüenza económica” el escándalo de una red que traficaba la carne vencida, mientras Hong Kong se sumó a otros países que suspendieron las importaciones de este producto.

No obstante el mandatario intentó restar importancia a este tema, durante una  conferencia organizada por el Consejo de las Américas , al insistir que sólo tres de las más de 4.000 plantas frigoríficas de Brasil tuvieron que cerrar por esa causa.

Las autoridades brasileñas sospechan que los inspectores oficiales recibían sobornos para que se hicieran la vista gorda ante la venta de carne caduca,  en otra vasta red de corrupción.

 Asimismo no descartan  que el olor y la apariencia de la carne vencida eran disfrazada usando productos químicos, agua y harina.

La Unión Europea, China y Chile suspendieron algunas importaciones de carne de Brasil, un golpe duro a una economía que está tratando de recuperarse y que es una de las mayores exportadoras de carne del mundo.

Este  martes, el Centro de Sanidad Alimenticia de Hong Kong anunció que, de inmediato, suspendía temporalmente las importaciones de carne congelada de res y de pollo proveniente de Brasil.

Video relacionado

Precisó  que tomaba la medida a pesar de que ninguna inspección en los últimos tres años ha hallado ha hallado defectos en la carne brasileña.

El gobierno prohibió las exportaciones de carne de 21 instalaciones que están siendo investigadas, pero ello no ha calmado las inquietudes de los países que iban a recibir esas importaciones. Las ventas internas siguen sin ser afectadas.

Brasil obtuvo cierto alivio el martes cuando Corea del Sur decidió levantar una prohibición que había impuesto a carnes de ave provenientes de BRF, una de las empresas involucradas en el escándalo.

Sin embargo el país asiático dijo que intensificará sus inspecciones de productos brasileños. (ECHA- Agencias)