Bundesliga: Leipzig empata 0-0 con Wolfsburgo y Leverkusen golea 4-0 al Eintracht

shadow

 

El Leipzig no pasó hoy de un empate sin goles a domicilio ante el Wolfsburgo, mientras que el Bayer Leverkusen goleó por 4-0 al Eintracht Fráncfort, en un gran partido del brasileño Paulinho, con dos goles y una asistencia.

El empate del Leipzig deja al Bayern con la posibilidad de aumentar mañana su ventaja a cinco puntos, si logra imponerse en casa ante el Augsburgo.

El Leverkusen con su victoria de hoy, se mete provisionalmente a las casillas de la Liga de Campeones aunque queda a la espera de lo que haga el Borussia Mönchengladbach que juega en casa el último partido de hoy ante el Borussia Dortmund.

El Wolfsburgo-Leipzig fue un partido en el que los dos equipos se permitieron muy poco, lo que a la postre se vio reflejado en el resultado. No obstante, el Leipzig tuvo una excelente ocasión en los pies de Paulinho que remató por encima en el minuto 35 desde muy buena posición.

En su duelo ante el Eintracht, el Leverkusen prosiguió la racha de los últimos partidos, en los que el equipo viene aproximándose a su mejor versión.

La explosión de rendimiento de Paulinho, que en invierno había sido un candidato a dejar el club, es tal vez fue lo más notable.

El brasileño le sirvió el primer gol a Kai Havertz con un centro desde la izquierda y marcó el tercero, en una gran jugada personal, y el cuarto.

Antes, a pase de Havertz, Karim Bellarabi había hecho el segundo para el Leverkusen.

El Schalke, mientras tanto, siguió en la fase de irregularidad que viene pasando y hoy empató a un gol en casa contra el Hoffenheim.

McKennie abrió el marcador para el Schalke en el minuto 20 tras un remate de zurda pero en el 69 Baumgarter logró el empate para el Hoffenheim aprovechando el segundo balón en un saque de esquina.

El Schalke se mantiene en el sexto lugar, es decir en las casillas de la Liga Europa, pero el Wolfsburgo está sólo un punto por debajo, lo mismo que el Friburgo gracias a su victoria de hoy por 3-1 ante el Union Berlín.

El Werder Bremen, mientras tanto, penúltimo clasificado, sigue sin dar señales de que empezará una racha para salvarse del descenso.

Hoy, ante el Hertha a domicilio, en los primeros minutos pareció que había esperanza para el equipo hanseático que se fue en ventaja en el m.2, por intermedio de Seargent, y aumentó la cuenta en el m.6 con un gol de cabeza de Klaasen.

Pese a que todo parecía servido para el Bremen, el Hertha logró el empate con goles de Niklas Stark en el m.42 y de Mateus Cunha en el m.61 y luego estuvo más cerca del tercero que el Bremen.