China: Xi Jinping advierte a Taiwán que no renuncia a la fuerza para lograr la reunificación (VIDEO)

shadow

 

BEIJING.- El presidente chino, Xi Jinping, este miércoles advirtió a Taiwán de que cualquier discusión sobre su futuro político deberá  tratar en torno a la unificación de la isla con China t que cualquier intento de avanzar hacia la independencia podría ser respondido con el uso de la fuerza.

En ese sentido  Xi ofreció a los taiwaneses las bondades de un encaje basado en una fórmula similar a la que permitió recuperar la soberanía china sobre Hong Kong y Macao, una posibilidad que desde Taipei se ha rechazado de forma categórica.

Xi desgranó en un discurso la posición del régimen chino sobre Taiwán coincidiendo con el 40º aniversario de la primera aproximación entre ambos lados del estrecho de Formosa desde el fin de la Guerra civil china (1927-1949), cuando los nacionalistas del Kuomintang se refugiaron en la isla tras perder contra los comunistas.

No hubo novedades y el presidente chino optó por la tradicional línea dura que se repite desde hace años: “China tiene que ser reunificada y lo será”, dijo, en una nueva señal de que el actual mandatario chino, el más poderoso desde Mao Zedong, se toma como una meta personal solucionar el conflicto político con Taiwán durante su mandato, alargado en 2018 de forma indefinida.

Taiwán es una isla autogobernada, democrática y que actúa de facto como un país independiente pese a no tener un asiento en Naciones Unidas (lo perdió en favor de la República Popular China en 1971).

Pekín considera a la isla una parte inherente de su territorio y ve la “reunificación” como algo inevitable. En Taiwán, en cambio, la gran mayoría de la población –de unos 23 millones de habitantes- quiere mantener el statu quo, aunque nunca ha declarado su independencia formalmente y en la actualidad solamente mantiene relaciones diplomáticas con 17 estados.

“El hecho histórico y legal de que Taiwán es parte de China y que ambos lados del estrecho pertenecen a la misma China nunca podrán ser alterados por nadie”, dijo Xi.

“Todos los taiwaneses deben reconocer claramente que la independencia solamente traerá un desastre profundo (…) Estamos dispuestos a crear un amplio espacio para la reunificación pacífica, pero no dejaremos sitio alguno para actividades separatistas. No prometemos renunciar al uso de la fuerza y nos reservamos la opción de tomar todas las medidas necesarias”, enfatizó. (ECHA- Agencias)