Colombia pide a Venezuela extradición del depravado “Lobo Feroz” que violó a 276 niños  (VIDEO)

shadow

 

BOGOTÁ.- La Cancillería de Colombia solicitó al gobierno de Venezuela la extradición del depravado  Juan Carlos Sánchez (a) “Lobo Feroz”  para que sea procesado por la violación sexual contra 276  menores de edad.

De acuerdo con la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (Dijín),  “Lobo Feroz” habría abusado sexualmente de  276 niños a lo largo de sus 37 años de vida y se encuentra  detenido desde el pasado 1° de diciembre en Caracas.

Esa solicitud se hizo el 16 de febrero cuando el Ministerio de Justicia le remitió la documentación correspondiente a la Cancillería y esta, a su vez, la remitió al gobierno de Venezuela esperando que emita una rápida respuesta.

Las autoridades venezolanas ya habían sido alertadas en su momento por la Dijín de que en su país estaba Sánchez, pues detectaron que a comienzos de 2017 había escapado a Maracaibo.

Para 2008, cuando fue capturado y recluido en una cárcel de Barranquilla, entre enero y noviembre de ese año, ya acumulaba más de 50 denuncias por violencia sexual presentadas por familiares de menores que vivían en Barranquilla o en municipios aledaños.

Pero, al parecer, en esos momentos  Sánchez fue puesto en libertad por vencimiento de términos,

Sánchez cayó finalmente cuando apareció implicado en una investigación contra una red de pederastas en México. Se confirmó que él mandaba los videos de sus violaciones a un hombre conocido con el alias de Anthony. Enviaba también fotos, conversaciones, todo encriptado.

 El material que lo implica directamente son los videos de 276 violaciones que él mismo envió, que duraban de dos a cinco minutos. En algunos de ellos, según las investigaciones, se oían gritos, lamentos y súplicas de las víctimas.

Sánchez frecuentaba zonas donde pudieran estar menores de edad sin compañía de adultos, como sitios de videojuegos o centros comerciales. También solía ir a barrios marginales.

Tomaba fotos de niños y se las enviaba a Anthony, quien seleccionaba a la próxima víctima y le indicaba cuánto iba a pagar por el video de la violación, que podían ser de US$100 a US$400. (ECHA- Agencias)