Cosmos irradia diplomacia del fútbol para unir Cuba y Estados Unidos

shadow

 

El Cosmos de Nueva York convirtió ayer en Cuba al fútbol en una herramienta de diplomacia con un histórico amistoso con la selección nacional de la isla, una misión en la que no importó el resultado, sino contribuir a la unión de las aficiones y los pueblos de dos países en proceso de deshielo.

La lluvia durante todo el día, que cobró intensidad durante los 90 minutos del partido, no ahogó la fiesta de los asistentes al estadio Pedro Marrero de La Habana, que brindó una fuerte ovación antes del partido cuando se escucharon los himnos tanto de Cuba como de EEUU, mientras enarbolaban las banderas de ambos países.

https://www.facebook.com/nycosmos/posts/835913143112503

El 4-1 de resultado en favor del Cosmos apenas importó a la afición cubana, ansiosa por ver en el terreno de juego por primera vez al “galáctico” exmadridista Raúl González Blanco, la estrella del Cosmos que más brilla entre los aficionados y a quien iban dedicadas la mayoría de las pancartas que se vieron en la grada. El brasileño Pelé fue testigo de excepción en las tribunas,

EL PARTIDO

Vídeo: oneworldsportstv

El Cosmos goleó ayer por 4-1 a la selección  de Cuba en un partido amistoso diferente, por la historia común de los dos países, y muy esperado que colmó la capacidad para 20.000 espectadores del estadio Pedro Marrero.

El delantero español Raúl González desató pasiones a cada paso suyo y el ariete zimbabuense Lucky Mkosana cobró protagonismo al marcar dos de los goles del equipo de Nueva York, el primero a los 8 minutos.

El Cosmos resolvió todo en el primer tiempo pues Mkosana puso la puntilla a los 41 minutos. Antes habían marcado el centrocampista uruguayo Sebastián Guenzatti (m.32) y el estadounidense Hagop Chirishian (35).

El volante cubano Andy Vaquero descontó a los 50 minutos y fue el más incisivo en ataque con sus arrancadas desde la mitad de la cancha, pero no tuvo fortuna para culminar al menos dos maniobras ofensivas más.

El desajustado juego de la selección cubana, con repetidos errores de marca y salida desde el fondo dejó en evidencia a su defensa y le convirtió en un rival fácil para el club estadounidense.

El partido fue el primero en Cuba entre la selección local y un club de la liga profesional de fútbol estadounidense desde 1978, cuando el Chicago Sting visitó la isla.

La selección cubana se prepara para afrontar la Copa Oro, que se jugará en territorio estadounidense y canadiense del 7 al 26 de julio. Los cubanos fueron emparejados en el Grupo C con las selecciones de México, Guatemala y Trinidad y Tobago.

pele-cuba