Denuncia de Amado Enco es desconcertante y refleja un desorden institucional

shadow

 

La denuncia del procurador Amado Enco contra Jorge Ramírez, abogado del Estado para el caso Lava Jato, es desconcertante y refleja un desorden institucional que preocupa, sostuvo la exjueza Inés Tello.

Fue al comentar la decisión de Amado Enco de presentar una denuncia ante el Ministerio Público en contra de Jorge Ramírez por presuntamente haber favorecido a la constructora brasileña en el acuerdo de colaboración eficaz.

“Realmente es desconcertante todo este desorden institucional. A mí lo que me preocupa es que hemos olvidado que en el país hay instituciones y que estas deben ser fuertes a raíz de la conducta que observan sus miembros, pelean los fiscales, pelean los procuradores. Es decir, es un desorden que confunden más a la comunidad”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“A mí me ha desconcertado, porque una cosa es que yo no esté de acuerdo con la negociación, porque quién sabe, para mí puede es un mal negociador, puede ser, pero otra cosa es que yo te impute una conducta dolosa. Atribuirle negociación incompatible y omisión, pero sobre la negociación es que le está atribuyendo que ha tenido un interés subalterno para beneficiarse o beneficiar a terceros”, criticó.

No se impone, se negocia

Inés Tello rebatió, del mismo modo, el argumento de que un procurador debe imponer su posición en un trámite de colaboración eficaz en el que se está por definir el pago de la reparación civil a favor del Estado.

“Para mí es desconcertante, porque ¿en qué momento llega el procurador? El procurador llega cuando el acuerdo ya está celebrado. Él no interviene en la parte de corroboración de discusión. Él llega para establecer la responsabilidad civil. Además, el señor Enco olvida que en una negociación no se impone, se negocia, ‘yo doy y tú das’”, refirió.

“Él dice que Ramírez tuvo que imponer la posición del Estado, no es así. Ramírez tenía que negociar conjuntamente con los fiscales. Es más, se habla de los fideicomisos, pero ellos crean un fideicomiso de garantía, no es que el dinero esté ahí para que se lo devuelvan, no es una cosa tan simple. La misma jueza en la cláusula habla de nuevas investigaciones y procesos. Entonces, no puede haber dolo […]”, acotó.

Una resolución minuciosa

Consideró que la jueza María Álvarez Camacho, titular del Primer Juzgado Nacional de Investigación Preparatoria del Sistema Nacional Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios, emitió una resolución minuciosa, en la que analiza los daños patrimoniales y extrapatrimoniales y también la capacidad de pago de la empresa.

“La jueza que saca una magnífica resolución comienza analizando el acuerdo y lo hace desde el punto de vista de la legalidad y proporcionalidad, y cuando ella llega al acápite de la reparación civil, ella valora y yo entiendo que ella dice que esa información tiene un valor”, señaló.

“No todo es patrimonial, también hay valores como por ejemplo conocer otros casos de corrupción, qué más hubo. Lamentablemente, la denuncia de Enco llega en el momento en que se están recibiendo declaraciones, se están ampliando las investigaciones, y los fiscales pueden llegar a la verdad”, apuntó.

Barba Caballero: Fujimori no es delincuente, es recontra delincuente