Día de la Mujer: Las deportistas peruanas y sus proezas

shadow

 

Las deportistas peruanas que alguna vez pusieron bien alto el nombre del Perú han dejado un grato recuerdo. Se les evoca con cariño y admiración, por todo lo que nos dieron.

El desfile es interminable, empecemos por Julia Sánchez, una atleta que lograra el título panamericano en 100 metros en Buenos Aires 1951. De eso ya han pasado más de 60 años pero no podemos olvidar su hazaña cuando venció a la favorita norteamericana Jean Patton.

Las chicas del vóley que lograron la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Seúl 88 dejaron perfume de gloria diseminado en la eterna dimensión de la hazaña lograda.

Fue un momento sublime del deporte peruano. Pudo ser la medalla de oro pero eso no interesa, ellas serán siempre nuestras chicas doradas. Las que humillaron a las temibles japonesas y chinas, las asiáticas que se creían invencibles.

En ese equipo brillaron Cecilia Tait, Rosa García, Gabriela Pérez del Solar, Natalia Málaga y Denise Fajardo, entre otras. Las dirigidas por Man Bo Park se portaron a gran altura y no llenaron de gloria.

Así, las heroínas del deporte peruano se fueron sumando. Las muchachas que alcanzaron el título sudamericano de básquetbol en 1977 al derrotar a Brasil en la final, fue algo grandioso.

Karim Junek, Lidia Quintana, Katya Manzur, Rosita Quelopana, Schella Allison y Bertha Román formaron un equipo invencible capaz de vencer al poderoso elenco brasileño.

Carmela Bolívar, Edith Noeding y Julia Huapaya, en distintas épocas logaron brillo propio y en el tenis Laura Arraya fue una grande de Sudamérica.

La reina Sofía Mulanovich nos regaló el título mundial en surf y Paloma Noceda igual brilló en motonáutica.

(Hugo Laredo)