EEUU: Cae “Bloguera del terror” tras matar a su madre y padrastro

shadow

 

WISCONSIN.- La bloguera Ashlee Martinson, quien escribía sobre vampiros y asesinos seriales. terminó protagonizando una historia macabra al matar a su madre de 20 puñaladas y a su padrastro de un escopetazo.

Al ser detenida, la joven, quien estaba obsesionada por las historias de terror, declaró  que por fin se sentía libre de los abusos de su madre y padre político, en un clamoroso caso que conmocionó a la opinión pública y que empezó a ser ventilado en juicio oral.

Apenas horas después de haber cumplido 17 años, el 8 de marzo del 2015, Ashlee asesinó a su madre de más de veinte puñaladas, a su padrastro de un escopetazo, encerró a sus hermanastros y huyó con un novio.

ashlee1

Al ser detenida la “bloguera del terror” afirmò que por fin se sentía libre de abusos.

Hoy, desde la cárcel insiste en proclamar que está feliz y que, aunque resulte contradictorio, se siente libre y a salvo.

Para sus amigos, cuando Ashlee se mudó a Rhinelander, Wisconsin, EEUU a los 16 años, parecía una adolescente bastante típica, tal vez algo tímida. La chica vivía con su madre, Jennifer, su padrastro, Thomas Ayers y tres hijos de él.

Con el avance de la adolescencia, como ocurre con un buen número de chicas de su edad, ella cambió los colores de la infancia por maquillaje y ropas oscuros. Sus poemas eran el cauce de palabras perturbadoras que escribió bajo el seudónimo Vampchick.

ashlee22

Ashlee Martinson asesinó a su madre Jennifer  y padrastro Thomas Ayers (Derecha) fugando en complicidad con su novio Ryan Sisco (Centro).

En el sitio web del show televisivo estadounidense Crime Watch Daily, se informa que  la chica estaba pensando en irse de su casa y  el plan se hizo más sólido a partir de su vínculo con Ryan Sisco, un joven de 22 años.

Pero los padres de Ashlee se enteraron de esa relación y de sus proyectos de alejarse y se disparó una gran pelea familiar. Pelea que tuvo un final trágico.

Video relacionado

El horror salió a la luz a partir de una serie de llamadas al 911 que se interrumpían, el 8 de marzo del 2015. Finalmente, los operadores pudieron localizar el origen de las comunicaciones y enviaron efectivos al lugar.

Las llamadas las habían hechos los tres hermanastros de Ashlee, que habían pasado solos todo un día en un sector de la casa, todavía temerosos.

Ashlee y Ryan Sisco habían salido de la ciudad en la camioneta de Thomas Ayers y comenzaron a conducir hacia Tennessee pero fueron detenidos en Indiana. (ECHA – Agencias)