Sessions reiteró que luchará contra ciudades que protejan inmigrantes

shadow

 

FLORIDA.- El secretario de Justicia Jeff Sessions reiteró este miércoles que seguirá luchando contra las ciudades que no cooperen con las autoridades de inmigración hasta que los gobiernos locales sigan el ejemplo del condado Miami-Dade.

Sessions enfocó mucha de su frustración en Chicago,  que la semana pasada demandó al gobierno del presidente Donald Trump por no otorgarle subvenciones federales a las ciudades que no comparten información con los funcionarios de inmigración.

Otras cinco urbes y el estado de California han interpuesto demandas con respecto a la orden que exige poner fin a las políticas de las llamadas “ciudades santuario”.

“Este estado de anarquía permite que las pandillas contrabandeen armas de fuego, drogas, e incluso seres humanos, a través de las fronteras y en ciudades y las comunidades. Las jurisdicciones santuario proporcionan un puerto seguro para algunos de los delincuentes más peligrosos en nuestro país”, afirmó en el puerto de Miami.

El secretario elogió la decisión de Miami-Dade de cumplir con las políticas de Trump en materia de inmigración al ordenarle meses atrás a las autoridades del condado que mantengan a la gente en la cárcel por tiempo adicional si las autoridades de inmigración se los solicitan.

Carlos Gimenez, el alcalde del condado, revirtió una política de 2013 en la que se rechazaban dichas solicitudes a menos que el gobierno federal asumiera los costos extra de la cárcel.

 Al justificar su decisión, el alcalde republicano dijo que no quería correr el riesgo de perder el financiamiento federal.

Por su parte, Rahm Emanuel, el alcalde de Chicago, dijo que el gobierno de Trump está “equivocado moralmente, equivocado en los hechos y equivocado en las cuestiones legales” al emitir sus amenazas de retirarle el financiamiento a las “ciudades santuario”.

Sessions contrastó las estadísticas delictivas de Miami-Dade y las de Chicago, y acusó a la ciudad del centro-norte del país de no lograr resolver muchos de sus homicidios. “El respeto al estado de derecho se ha desplomado. En Chicago, sus así llamadas políticas ‘santuario’ son un triste ejemplo”, afirmó. (ECHA-Agencias)