Hija de Whitney Houston consumió alcohol y drogas antes del coma

shadow

 

La verdad salió a la luz. La hija de Whitney Houston, Bobbi Kristina Brown, estaba bajo la influencia de las drogas cuando fue hallada inconsciente en enero de 2015. La joven fue hallada boca abajo en una bañera, y falleció seis meses más tarde, tras estar en coma y bajo cuidados paliativos.

Así lo revela el informe de la autopsia realizada por la oficina del forense del distrito de Fulton County, Georgia, el cual fue publicado este 4 de marzo. La única hija de la diva del pop, fallecida en 2012, Bobbi Kristina Brown, había consumido marihuana, alcohol, una sustancia similar a la cocaína, tranquilizantes y morfina, señala el informe.

Asimismo, los expertos no pudieron establecer si la morfina estaba en su cuerpo como consecuencia del consumo de heroína y tampoco si se trató de un accidente o si Brown se quitó la vida. La familia de Bobbi Kristina Brown acusó al novio de la joven, Nick Gordon, de haber provocado su muerte con una sustancia tóxica, pero la policía no ubicó pruebas que apunten a Gordon o a otras personas.

Dicho informe fue hecho público tras una petición de una cadena de televisión afiliada a la NBC, que considera que saber de qué murió la joven es una cuestión de interés público. Un juez de Georgia dio luz verde a la demanda.