Indultar a Fujimori es ilegal, dice fiscal que lo denunció por lesa humanidad (video)

shadow

 

El indulto al encarcelado exgobernante Alberto Fujimori que supuestamente evalúa el actual presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, “es ilegal”, afirmó hoy el jurista Avelino Guillén, fiscal en el juicio donde Fujimori fue condenado a 25 años de prisión por “graves violaciones a los derechos humanos”.

“Vamos a salir a marchar este viernes 7 porque este indulto es ilegal, genera impunidad y es un pésimo mensaje para la sociedad”, dijo Guillén en referencia a una manifestación convocada en Lima para pedir a Kuczynski que no indulte a Fujimori.

La movilización fue convocada este miércoles por la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, en una conferencia donde Guillén participó junto a representantes de víctimas de la represión del régimen de Fujimori (1990-2000).

Guillén explicó que “Fujimori no califica legalmente para ser beneficiado con el indulto, ni siquiera para un indulto humanitario”.

“Felizmente no padece una enfermedad grave o terminal, y las condiciones que tiene en prisión no ponen en peligro su vida. Es holgadamente el preso con las mejores condiciones carcelarias”, comentó en referencia a las condiciones para que Kuczynski pueda dar un indulto humanitario.

El jurista añadió que el indulto también sería ilegal porque el fujimorismo lo pide sin siquiera presentar una solicitud formal al gobierno.

Recordó que desde el 2010 está vigente un reglamento de otorgamiento de gracias presidenciales, “de obligatorio cumplimiento”.

“El fujimorismo le está exigiendo imperativamente a Kuczynski que solo firme el documento. Quieren un indulto sin procedimiento. Ni siquiera Fujimori ha solicitado este perdón y, sin embargo, Kuczynski lo evalúa desde hace tiempo”, aseguró Guillén.

En la convocatoria de la marcha también participaron periodistas a favor de los derechos humanos, federaciones de estudiantes universitarios y el colectivo No a Keiko, integrante de la plataforma Keiko No Va, organizadora de marchas contra la candidatura presidencial de Keiko Fujimori, hija del presidiario expresidente.

Fujimori, de 78 años, fue condenado en 2009 a 25 años de prisión como autor mediato (con dominio del hecho) de las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), donde murieron 25 personas a cargo del grupo militar encubierto Colina, y por los secuestros del periodista Gustavo Gorriti y el empresario Samuel Dyer.

El expresidente es el único recluso de una prisión construida expresamente para albergarlo, en la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes) de la Policía Nacional del Perú (PNP), donde cuenta con asistencia médica permanente.

Sin embargo, periódicamente es trasladado a clínicas de Lima para ser tratado de diversos males crónicos que padece, como una hernia, hipertensión, gastritis y unas lesiones en la lengua, conocidas como leucoplasia, de las que fue operado hasta en seis ocasiones.

Esos achaques fueron motivo para que los hijos de Fujimori esgrimieran un delicado estado de salud de su padre y solicitaran en 2013 un indulto humanitario que fue rechazado por el entonces presidente Ollanta Humala.

Una segunda solicitud de indulto humanitario fue presentada por el propio Fujimori el año pasado, a pocos días de finalizar el mandato presidencial de Humala, pero el exmandatario desistió cuando Kuczynski asumió la Presidencia y anunció que no pensaba otorgar esa gracia.

EFE/Foto: rpp.pe