Irak alista asalto para arrebatar Ramadi al Estado Islámico

shadow

 

BAGDAD.- Tras el control de las vías de acceso a Ramadi, el Ejército de Irak envió refuerzos para asegurar el control de los barrios ya recapturados al Estado Islámico (EI) mientras se alista el asalto del complejo gubernamental, donde se atrincheran los terroristas.

Los últimos refuerzos, incluyendo combatientes tribales sunitas entrenados por los Estados Unidos, tienen el objetivo  de permitir que la primera oleada de tropas continúe atacando a los yihadistas del Estado Islámico.

irak11-800

Paralelamente los  soldados iraquíes también luchan para controlar un distrito en el sur a lo largo del río Éufrates, informaron las autoridades militares al diario estadounidense The New York Times.

Agregaron que la ofensiva se lleva frente a una fuerte resistencia de los militantes del EI y un paisaje urbano cargado con explosivos ocultos.

irak12-800

El coronel Steven H. Warren, vocero militar de los Estados Unidos en Bagdad, declarò que los iraquíes estaban en una dura lucha por Ramadi y que no había habido avances significativos en la batalla para recuperar la ciudad.

Videos relacionados

La reconquista de Ramadi, que está en el centro de Irak, a casi 100 kilómetros de Bagdad, sería el más importante en una serie de reveses recientes para el Estado Islámico, y el primer gran éxito para las tropas del ejército iraquí luchando sin el apoyo de kurdos o milicias chiitas, las fuerzas de combate más eficaces del país.

Los yihadistas capturaron la estratégica ciudad en mayo pasado, convirtiéndola en uno de sus principales bastiones y  asestando un fuerte golpe para el primer ministro Haider al Abadi, pero ahora  está a punto de perderla.

ramadi-onf-800

Los esfuerzos para mantenerse en ese momento fueron obstaculizados por la renuencia a implementar las milicias chiíes en Ramadi, capital de la provincia de Anbar y una ciudad clave en el corazón sunita de Irak.

El gobierno desplegó una mezcla de combatientes sunitas tribales, policías y soldados de operaciones especiales en una avanzada contra el Estado Islámico que se inició en la madrugada del martes, con apoyo aéreo de la coalición militar liderada por los Estados Unidos.

Los yihadistas han perdido un 14 por ciento del territorio desde enero, según un nuevo análisis.

Kareem al Noori, un vocero de las fuerzas, dijo que las victorias en Ramadi habían llegado después de meses de batallas por las milicias chiitas en las zonas alrededor de la ciudad. En ese sentido, añadió que en esas batallas habían cortado las líneas de suministro del grupo extremista.(ECHA-Agencias)