Gobierno británico ve muy probable celebrar elecciones en Irlanda del Norte

shadow

 

DUBLÍN.- El Gobierno británico consideró hoy que hay “muchas posibilidades” de que la crisis política norirlandesa desemboque en la celebración de unas nuevas elecciones autonómicas, que acentuarían aún más las diferencias entre los principales partidos de la provincia.

El ministro británico para Irlanda del Norte, James Brockenshire, confió no obstante en que las partes lleguen a un acuerdo antes del lunes para mantener vivo al Ejecutivo de Belfast, de poder compartido entre protestantes y católicos, y evitar la cita con las urnas.

El nacionalista Sinn Fein y el mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP) disponen de cinco días para resolver una crisis desatada este lunes por la dimisión del viceministro principal, Martin McGuinness.

El “número dos” del Sinn Fein abandonó su cargo en protesta por la gestión de un supuesto caso de corrupción en la política de energías alternativas del gobierno norirlandés, encabezado por la ministra principal y líder del DUP, Arlene Foster.


Tanto Arlene Foster (foto) como los gobiernos de Londres y Dublín se han mostrado dispuestos a negociar hasta entonces con el movimiento republicano para lograr un acuerdo respecto a ese caso y otras cuestiones importantes para el Sinn Fein, como la política lingüística del Ejecutivo o el respeto a las minorías en la región.

“La realidad es que la probabilidad de que se celebren unas elecciones es todavía muy alta. El objetivo es animar a los partidos a que trabajen juntos y dialoguen”, declaró hoy Brockenshire después de que el DUP efectuara un gesto considerado por Londres y Dublín como una concesión.

El ministro norirlandés de Comunidades, el unionista Paul Givan, anunció hoy la restitución de una beca de 50,000 libras (57,000 euros) que él mismo había eliminado y que estaba destinada a financiar viajes de escolares a las zonas de la isla de Irlanda donde aún se habla el idioma gaélico, una decisión que enfureció al Sinn Féin.

“Mi decisión sobre la beca no fue política. Ahora he encontrado los fondos necesarios para mantener este plan”, escribió hoy Given en su perfil de Twitter.

La líder del DUP también ha accedido ahora a establecer una comisión de investigación pública sobre las irregularidades de la política de energías renovables, pero los nacionalistas dicen que la oferta es “insuficiente y que llega tarde”.

En este contexto, la convocatoria de una elecciones regionales parece “inevitable”, según lamentó hoy Brockenshire, quien advirtió de que su resultado podría acentuar las diferencias entre los dos grandes partidos, principales representantes de sus respectivas comunidades, y dificultar la formación de un Ejecutivo tras la cita en las urnas.

La posible parálisis postelectoral podría obligar al gobierno del Reino Unido a suspender la autonomía norirlandesa y tomar las riendas desde Londres.

Irlanda del Norte celebró elecciones autonómicas en mayo del pasado año y no tenía previsto celebrar nuevos comicios hasta el 2021.

EFE/Foto: ahorasemanal.es