Madonna aparece sorpresivamente en “Marcha de las Mujeres” en Washington

shadow

 

La cantante Madonna apareció hoy por sorpresa en la multitudinaria “Marcha de las Mujeres” de Washington, una protesta que exhibió el plantel de artistas que no logró Donald Trump para su investidura este viernes como presidente de Estados Unidos.

Madonna, provocadora y combativa, dijo que había pensado en “volar por los aires” la Casa Blanca desde que Trump ganó las elecciones del 8 de noviembre, pero que, en lugar de eso, eligió “el amor”.

Acto seguido, proclamó que “la revolución empieza aquí”, una revolución “de amor”, y llamó “a la rebelión, a nuestra negativa como mujeres a aceptar esta nueva era de la tiranía”.

Después, “enfadada y escandalizada”, le soltó unos cuantos “qué te jodan” (“fuck you”), a Trump en su primer día completo como líder del país.

Con la misma fuerza, bailó y cantó su éxito de 1989 “Express yourself” (Exprésate), sobre un escenario situado en los alrededores del Capitolio, donde comenzaron a concentrarse los manifestantes desde primera hora de la mañana.

La cantante Alicia Keys, con un torrente de energía, alabó la “fortaleza” de las (y los) que marcharon y les cantó un oportuno “This girl is on fire”.

Antes, las actrices Scarlett Johanson, Ashley Judd y América Ferrera habían enviado duros mensajes de resistencia a Trump.

“El presidente no es Estados Unidos. Nosotros somos Estados Unidos y estamos aquí para quedarnos”, proclamó Ferrera, de origen hondureño.

El cineasta Michael Moore quiso ser más gráfico y rompió una portada de periódico de hoy con la noticia de la investidura de Trump.

Entre las celebridades de la marcha también estuvieron las actrices Amy Schumer y Ashley Judd, la cantante Janelle Monáe y la periodista e icono feminista de Estados Unidos Gloria Steinem.

Grandes nombres de la música y el cine, como Beyoncé, Kate Perry o Charlize Theron apoyaron la protesta desde otros puntos del país, con grandes manifestaciones en Nueva York, Los Ángeles, Boston, Chicago, Filadelfia o San Francisco.

EFE