Mundial Femenino: EEUU arrolló a Tailandia (13-0) y Suecia derrotó a Chile (2-0)

shadow

 

Tres de las grandes selecciones femeninas del Mundial de Francia arrancaron su camino en el torneo con una victoria: Países Bajos venció a Nueva Zelanda (1-0) en el Grupo E, mientras que Suecia tumbó a Chile (2-0) y Estados Unidos arrolló a Tailandia (13-0) en el inicio del Grupo F.

Estados Unidos una de las grandes favoritas a ocupar el primer puesto por la calidad y experiencia de sus jugadoras en torneos internacionales, arrolló a Tailandia (13-0), superando la mayor goleada de su historia en la Copa del Mundo, el 7-0 ante China Taipei.

Las estadounidenses solo necesitaron 45 minutos para marcar tres goles y rematar al arco en hasta 12 ocasiones, que terminarían siendo 40 al término del choque, uno cada 135 segundos.

Una de las estrellas del campeonato, Alex Morgan, abrió el marcador para las estadounidenses, y Rosel Lavelle y Lindsey Horan aumentaron la ventaja.

Después, Samantha Mewis, con un doblete, Morgan, en cuatro ocasiones más, Lavelle, que también repitió, Megan Rapinoe, Mallory Pugh y Carli Lloyd ahondaron en una goleada histórica en el Mundial femenino.

Así, EEUU se convirtió en el primer equipo en marcar 13 goles en un solo encuentro en la historia de los mundiales femeninos, superando el 11-0 que Alemania le endosó a Argentina en el 2007.

En el otro choque del Grupo F, Suecia ganó a Chile (2-0) con los goles de Ksovare Asllani y Madelen Janogy bajo las fuertes lluvias que obligaron a interrumpir el choque.

Chile, subcampeona de la Copa América femenina del 2018 y debutante en un Mundial, aguantó en pie durante 82 minutos ante una de las mejores selecciones del torneo, Suecia, gracias a las atajadas de la portera chilena Claudia Endler, hasta que Asllani y Janogy rubricaron el triunfo del equipo europeo.

En el único partido del día correspondiente al Grupo E, Países Bajos, la reciente campeona de Europa, sufrió para deshacer el empate ante el sólido bloque neozelandés (1-0), que solo consiguió romper con el tanto de la ‘gunner’ Jill Roord en los instantes finales.

La calidad de Lieke Martens, que fue designada mejor jugadora del partido, y las apariciones de Desiree Van Lunteren desde la banda derecha, no consiguieron romper la meta del combinado de Tom Sermanni hasta que la seleccionadora neerlandesa ‘agitó’ el banquillo.

Los cambios de Sarina Wiegman surtieron efecto y cumplieron su propósito. Fue Roord quien marcó tras una jugada en la que participaron Merel Van Dongen y Lineth Beerensteyn, también suplentes en Le Havre.

“Neva Zelanda estuvo muy bien en defensa”, afirmó Wiegman, que se mostró ” aliviada con el resultado” tras la victoria.

A pesar de no puntuar, Nueva Zelanda mantiene buenas sensaciones para afrontar su próximo partido, ante Canadá.