Obispos de EEUU y México demandan no rendir culto a “La Santa Muerte” (VIDEO)

shadow

 

NUEVO MÉXICO.- Obispos de Estados Unidos y México demandan a los fieles católicos no rendir culto a la “Santa Muerte”,  una estatua en forma de esqueleto que es venerada por personas vinculadas al narcotráfico y el crimen organizado.

Los arzobispos de Santa Fe, John Wester; de El Paso, Mark Seitz; y de San Angelo, Michael Sis, ex Texas, se sumaron a sus pares en México la semana pasada al señalar que ese culto que cada día cobra más adeptos  es “la antítesis” de las enseñanzas de Cristo.

“Ella no es una santa. No hay nada bueno que pueda surgir de rezarle, tenemos muchos santos que representan las enseñanzas de Jesucristo; ésta es una aberración”, enfatizó John Wester

La denuncia de los prelados estadounidense surge después de que el obispo de Ciudad Juárez, José Guadalupe Torres Campos, fustigó la veneración a La Santa Muerte en una reciente entrevista con un diario e instó a los feligreses a no unirse a este “culto”.

Videos relacionados

Varios dirigentes de la Iglesia católica en México han condenado a la folclórica santa, pero los obispos de Estados Unidos habían  permanecido mayormente callados respecto a la imagen esquelética.

Popular en México, y vinculada en ocasiones con cárteles de narcotráfico, la Santa Muerte ha tenido en años recientes un numeroso y diverso grupo de seguidores al norte de la frontera: inmigrantes, pequeños empresarios, activistas gay y gente pobre, entre otros; muchos de ellos no latinos y no todos involucrados con la religión organizada.

Vestida con una túnica de monja de color negra y sosteniendo una guadaña en una mano, la Santa Muerte es atrayente para personas que buscan todo tipo de ayuda supernatural: sea defensa contra la maldad o la realización de una venganza hasta evitar la traición de amantes o conseguir un mejor empleo. Otros buscan su protección para sus cargamentos de droga y para evitar toparse con agentes judiciales.

Los devotos utilizan con frecuencia oraciones católicas y establecen santuarios en su honor.

La “santa” es especialmente popular entre católicos mexicano-estadounidenses, y rivaliza con San Judas y con la Virgen de Guadalupe como figura favorita para solicitar milagros, a pesar de que la Iglesia católica de México califica a la Santa Muerte como satánica.

Su imagen ha sido utilizada en tarjetas de oración para pedir venganza y protección, las cuales han sido encontradas en ocasiones en sitios donde han ocurrido masacres y en cargamentos de drogas.

Pero Sis calificó a la Santa Muerte como “espiritualmente peligrosa” y agregó que no existe vinculación con el catolicismo. “Debería ser evitada totalmente. Es una perversión de devoción a los santos”, añadió. (ECHA- Agencias)