Pedido de Fujimori es el parteaguas entre democracia y dictadura

shadow

 

El hábeas corpus que presentó la defensa del exdictador Alberto Fujimori ante el Tribunal Constitucional (TC) es la antesala de lo que será un eventual gobierno de Keiko Fujimori, un parteaguas entre democracia y dictadura, afirmó Aida García Naranjo, exministra de la Mujer.

“Nosotros podemos tener a la vuelta de la esquina un Fujimori liberado, estamos viendo que hoy día se presenta un hábeas corpus y que están buscando la nulidad de ese proceso judicial. Entonces, ese es un peligro mayor, es decir, vamos a tener un parteaguas entre democracia y dictaduras nuevamente”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Entre las mujeres que han ingresado al Congreso, nos debe llamar la atención el caso de Cecilia Chacón, no solamente porque tiene pendiente un proceso de corrupción, sino porque además nos plantea, en ese contexto de triunfo fujimorista, que el juicio contra Alberto Fujimori debe declararse nulo”, cuestionó.

Como se sabe, desde su prisión en la Diroes y a través de una llamada telefónica, Alberto Fujimori pidió esta mañana a los magistrados del Tribunal Constitucional declarar nula la sentencia que lo condenó a 25 años de prisión por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta.

Hay una tentación autoritaria

En ese sentido, indicó que las declaraciones de la parlamentaria Cecilia Chacón demuestran que hay aún en esa agrupación una tentación autoritaria. Señaló que esa tentación autoritaria no debe ser solamente confrontada a nivel de planes de gobierno, sino generando que haya un contrapeso en el poder.

Alberto Fujimori fue condenado ante la opinión pública, porque estamos ante un juicio transmitido durante casi un año. Las declaraciones de Cecilia Chacón de que Alberto Fujimori debe salir por la puerta grande, demuestra que hay una tentación autoritaria, por lo que es necesario que haya un contrapeso de poder y equilibro de poder”, manifestó.

“Entonces hay un talante de una tentación autoritaria, con un envalentonamiento que es absolutamente peligroso, y que no puede ser confrontado solamente a nivel de planes de gobierno, requiere ser confrontado a nivel de contrapesos de poder”, acotó.

El exdictador Alberto Fujimori fue condenado en abril de 2009 a 25 años de cárcel luego de que la Sala Penal Especial de la Corte Suprema lo encontrara responsable de los delitos de homicidio calificado con alevosía, por las matanzas de Barrios Altos y de La Cantuta, y de secuestro agravado bajo circunstancia agravante de trato cruel, por las detenciones del periodista Gustavo Gorriti y el empresario Samuel Dyer.

Fujimori0106