¿Por qué es necesario conocer el estado de su salud prostática?

shadow

 

En el caso de los hombres, existen muchas patologías leves o crónicas que se pueden presentar, pero qué mejor si se las previene, pues de lo contrario llegan complicaciones, se lleva una condición de vida deplorable incluso con riesgos de morir.

Una de esas patologías es la hipertrofia prostática benigna (HPB). Es el tumor más común entre los hombres de edad mediana y de la tercera edad, en la cual se experimentan síntomas urinarios irritativos y obstructivos relacionados con el crecimiento de esta parte del cuerpo.

Estos cambios pueden comenzar tempranamente, como a los 40 años, pero los signos comienzan a aparecer a los 50 y se hacen muy manifiestos a partir de los 60. De tal manera, 7 de cada 10 varones mayores a los 70 años pueden tener ya señales de moderadas a severas. Al conjunto de manifestaciones se las conoce, en términos generales, como los síntomas del tracto urinario inferior (STUI)

Por todas estas razones, Bolívar García Oquendo, urólogo especializado en el Hospital Clínico de San Carlos de la Universidad Complutense de Madrid, España, indica que es indispensable el diagnóstico precoz de dicha entidad y la instauración de algún tratamiento de manera oportuna y prevenir las complicaciones asociadas a este problema.

El crecimiento prostático produce síntomas obstructivos e irritativos, informa García.

Obstructivos: Dificultad para iniciar el acto de orinar (hacer fuerza para comenzar a orinar). Chorro urinario debilitado. Goteo involuntario de orina luego de terminar de orinar. Sensación de no haber vaciado completamente su vejiga luego de terminar de orinar.

Irritativos: Aumento de la frecuencia urinaria diurna. Incremento de la frecuencia urinaria nocturna (desertarse en la madrugada para ir a orinar). Deseos urgentes de ir a orinar. Incontinencia urinaria de urgencia.

“Es importante que el individuo se preocupe de conocer cómo está el estado de su próstata a partir de los 40 a 45 años. Es lo que se conoce como el chequeo de la ‘Salud Prostática’”, explica el experto.

Agrega que la entrevista inicial está orientada a conocer antecedentes de enfermedades que tenga el paciente y que podrían complicar el estado de su salud prostática: conocer si es diabético, hipertenso, si tiene antecedentes de enfermedades cardíacas, saber sobre medicamentos que ha recibido por largo tiempo y más.

El urólogo realiza un cuestionario para conocer la forma actual o manera de orinar de la persona: si hace esfuerzos para iniciar sus micciones, si su chorro urinario está o no debilitado, si siente que su vejiga se ha vaciado al terminar de orinar y si se queda o no satisfecho. Si está acudiendo muchas veces a orinar durante el día, si se está despertando algunas veces durante la noche y la madrugada para acudir a orinar, si en ocasiones es tan urgente sus deseos de ir al baño, que si no le hace inmediatamente capaz y podría escaparse su orina y mojar su ropa, si alguna vez ha orinado con sangre. También qué tanto se está afectando su calidad de vida por la presencia de estos signos.

Si no existe un control adecuado de esta parte del cuerpo en los varones, pueden haber complicaciones con el pasar de los años.