Sean Penn entrevistó a ‘El Chapo’ Guzmán para revista Rolling Stone

shadow

 

La revista estadounidense Rolling Stone difundió hoy una entrevista que hizo el actor Sean Penn a Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán cuando el capo del narcotráfico mexicano estaba aún en fuga.

El actor y el narcotraficante tuvieron un encuentro personal en octubre pasado, en una zona selvática de México, en una reunión en la que estaba también presente la actriz mexicana Kate del Castillo.

Aunque habían quedado posteriormente para que a esa primera conversación siguiera una entrevista formal ocho días después, ese segundo encuentro nunca tuvo lugar, aunque “El Chapo” le envió a Penn una grabación de vídeo con las preguntas que le había mandado.

La revista titula su nota “El Chapo speaks” (El Chapo habla) y relata “la visita secreta al hombre más buscado en el mundo”.

Resume las gestiones que hizo para encontrarse con el narcotraficante, usando entre otras personas contactos de la actriz mexicana, y cuenta detalles sobre la vida del jefe del cártel de Sinaloa.

El encuentro tenía como propósito hacer sólo la entrevista para la revista Rolling Stone, pero Sean Penn se hace eco de que “El Chapo” Guzmán había expresado interés en que se hiciera una película sobre su vida.

Las autoridades mexicanas han mencionado que el deseo de que se llevara al cine su vida fue una de las causas que condujeron a su captura de nuevo, este viernes, por los contactos que había hecho con actores y productores.

En una primera reacción, una fuente de la fiscalía general de México dijo a Efe que la entrevista difundida hoy por Rolling Stone contribuyó a dar con su paradero.

La nota de la revista, sin embargo, no especifica si los contactos que pudo tener Sean Penn con el capo del narcotráfico pudieron conducir a su captura, aunque el actor sospecha que estaba siendo vigilado.

La revista estadounidense acompaña la nota con una foto en la que se ven dándose la mano “El Chapo” Guzmán y el actor, hecha en el encuentro que tuvieron en un lugar no precisado.

El encuentro entre ambos se llevó a cabo la noche del 2 de octubre pasado y siguió hasta la madrugada en un campamento selvático del centro de México.

Penn había llegado allí el 2 de octubre por la noche, desde Los Ángeles. Primero había aterrizado en una ciudad central de México que no identificó, y desde allí tomó una avioneta en compañía de Kate del Castillo.

Después se trasladaron hacia un campamento remoto en varios vehículos, uno de ellos conducido por el hijo de “El Chapo”, Alfredo Guzmán, y llegaron a pasar por un control militar sin que tuvieran problemas, según el relato de Sean Penn.

La actriz, protagonista de la serie “La Reina del Sur”, que cuenta la vida de una jefa de una banda de narcotraficantes, era conocida de Sean Penn y, según el actor, participó en las gestiones para la entrega del vídeo con las declaraciones de “El Chapo”.

Varios días después la zona fue objeto de una intensa búsqueda por parte de las autoridades mexicanas, lo que, según el actor, impidió un segundo encuentro formal y, de hecho, enfrió los contactos con los intermediarios.

Sean Penn llegó a estar en México esperando ese segundo contacto, pero nunca se llevó a cabo, y regresó a Los Ángeles.

En la entrevista, hecha a partir de las preguntas que le hizo llegar al narcotraficante Sean Penn, Guzmán relata que comenzó a trabajar con drogas a la edad de 15 años, y cuenta sus inicios en el negocio.

También cuenta que, mientras estuvo en la cárcel, su negocio siguió su curso. “Nada ha disminuido, y nada ha aumentado”, agrega.

“Quiero vivir con mi familia los días que Dios me dé”, dice el narcotraficante.

En la conversación personal que tuvo “El Chapo” con Penn y la actriz mexicana, relatada por el actor, el capo del narcotráfico dice que suministra más heroína, meta-anfetaminas, cocaína y marihuana “que nadie más en el mundo”.

“Tengo una flota de submarinos, aviones, camiones y barcos”, dice Penn que le dijo el capo-

Antes de su última captura, “El Chapo” Guzmán había sido apresado dos veces en México y en dos ocasiones se escapó de la cárcel. La última el pasado 11 de julio, de un penal de máxima seguridad. EFE

Entrevista publicada por Rolling Stone:

-¿Cómo fue tu infancia?
-Recuerdo que desde el momento en que tenía seis años hasta ahora, a mis padres, una familia muy humilde, muy pobres, recuerdo cómo mi madre hizo pan para mantener a la familia. Me gustaría venderlo. Vendí las naranjas, vendí refrescos, vendí caramelos. Mi madre era una gran trabajadora, trabajó mucho. Cultivamos maíz, frijoles. Me ocupé del ganado de mi abuela y cortaba madera.

-¿Y cómo te involucraste en el negocio de las drogas?
-Bueno, desde que tenía 15 años y después, de donde yo vengo, que es el municipio de Badiraguato, me crié en un rancho llamado La Tuna, en esa zona, y hasta hoy, no hay oportunidades de trabajo. La única manera de tener dinero para comprar comida, para sobrevivir, es cultivar amapola, marihuana, ya esa edad, comencé a cultivarla y venderla. Eso es lo que te puedo decir.

-¿Cómo empezó todo a expandirse?
-De ahí, de mi rancho, me fui a los 18 a Culiacán, después a Guadalajara, pero nunca sin visitar mi rancho, incluso hasta hoy, porque mi mamá, gracias a Dios, está aún con vida en nuestro rancho, que es La Tuna, y así, así es como las cosas han sido.

-¿Cómo ha cambiado su vida familiar desde entonces hasta ahora?
-Muy bien. Mis hijos, mis hermanos, mis sobrinos, todos nos llevamos bien, muy normal.

-Y ahora que usted es libre, ¿cómo le ha afectado?
-Bueno, por el hecho de ser libre, feliz, porque la libertad es muy agradable, y la presión, bueno, para mí es normal, porque he tenido que tener cuidadoso durante unos años en ciertas ciudades. Yo no siento nada que lastime mi salud o mi mente.

-¿Es verdad lo que dicen que las drogas destruyen a la humanidad y hacer daño?
-Bueno, es una realidad que las drogas destruyen. Por desgracia, como ya he dicho, donde crecí no había otro camino y todavía no hay una manera de sobrevivir, no hay manera de trabajar en nuestra economía para poder ganarse la vida.

-¿Cree que es cierto que usted es responsable por el alto nivel de adicción a las drogas en el mundo?
-No, eso es falso, porque el día que no exista, no va a disminuir de ninguna manera en absoluto. ¿El tráfico de drogas? Eso es falso.

-¿Hizo crecer su negocio de las drogas cuando estaba en la cárcel?
-De lo que puedo decir, y lo que sé, todo es lo mismo. Nada ha disminuido. Nada ha aumentado.

-¿Qué pasa con la violencia que se suma a este tipo de actividad?
En parte, es porque algunas personas ya crecen con problemas, y hay algo de envidia y tienen información en contra de otra persona. Eso es lo que crea la violencia.

-¿Te consideras una persona violenta?
-No, señor.

-¿Eres propenso a la violencia, o la utiliza como último recurso?
-Mira, todo lo que hago es defenderme, nada más. Pero, ¿puedo empezar problemas? Nunca.

-¿Cuál es su opinión acerca de la situación en México? ¿Cuál es el panorama para México?
-Bueno, el tráfico de drogas ya forma parte de una cultura que se originó a partir de los antepasados. Y no sólo en México, esto es todo el mundo.

-¿Usted considera a su actividad, su organización, un cártel?
-No, señor, de ninguna manera. Porque las personas que dedican su vida a esta actividad no dependen de mí.

-¿Cómo ha evolucionado este negocio desde el momento en que empezaste hasta hoy?
-Hay una gran diferencia. Hoy en día hay un montón de drogas, y en aquel entonces, las únicas que conocíamos eran la marihuana y la amapola.

-¿Cuál es la diferencia en la gente ahora en comparación con aquel entonces?
-Hay una gran diferencia, porque ahora, día tras día, los pueblos son cada vez más grande, y hay más de nosotros, y un montón de diferentes maneras de pensar.

-¿Cuál es la perspectiva para el negocio? ¿Crees que va a desaparecer o que va a crecer?
-No, no va a terminar porque con paso del tiempo somos más personas, y esto nunca va a terminar.

-¿Cree usted que las actividades de terrorismo en el Medio Oriente, en modo alguno, pueden impactar en el futuro del tráfico de drogas?
-No, señor. No hace una diferencia en absoluto.

-Usted vio cómo fueron los últimos días de Escobar, ¿cómo ve sus últimos días en relación con este negocio?
-Sé que un día voy a morir. Espero que sea por causas naturales.

-El gobierno de Estados Unidos cree que el gobierno mexicano no quiere arrestarlo. Lo que quieren hacer es matarlo, ¿qué opinas?
-No, creo que si me encuentran, me van a arrestar, por supuesto.

-Con respecto a tus actividades, ¿cuál crees que es el impacto en México? ¿Hay un impacto sustancial?
-No, en absoluto. De ningún modo.

-¿Por qué?
-Porque el narcotráfico no depende de una sola persona, depende de un montón de gente.

-¿Cuál es su opinión acerca de quién tiene la culpa aquí, los que venden drogas, o las personas que usan drogas y crean una demanda? ¿Cuál es la relación entre la producción, la venta y el consumo?
-Si no hay consumo, no habría ninguna venta. Es cierto que el consumo, día tras día, se hace más y más grande, por lo que se vende y vende.

-Oímos que el aguacate es bueno, la lime es, y la guanábana es buena, pero nunca oímos a nadie hacer cualquier publicidad con respecto a las drogas. ¿Ha hecho algo para inducir al público a consumir más drogas?
-En absoluto. Llama la atención. La gente, en cierto modo, quiere saber lo que se siente o cómo son los gustos. Y entonces la adicción se hace más grande.

-¿Tiene algún sueño? ¿Sueñas?
-Todo lo que es normal, ¿pero soñar a diario? No.

-Pero usted debe tener algunos sueños, algunas esperanzas para su vida.
-Yo quiero vivir con mi familia los días que Dios me dé.

-Si pudieras cambiar el mundo, ¿lo harías?
-Para mí, las cosas como son, yo soy feliz.

-¿Cómo es tu relación con tu mamá?
-¿Mi relación? Perfecta, muy buena.

-¿Es de respeto?
-Sí, señor, respeto, afecto y amor.

-¿Cómo ves el futuro para sus hijos e hijas?
-Muy bien. Ellos se llevan bien. La familia es pequeña.

-¿Qué hay de tu vida? ¿Cómo ha cambiado tu vida? ¿Cómo has vivido desde que escapaste?
-Con mucha felicidad a causa de mi libertad.

-¿Alguna vez utilizó drogas?
-No, señor. Hace muchos años, sí, lo hice para probar. Pero un adicto, no.

-¿Cómo hace mucho tiempo?
-Yo no he consumido alguna droga en los últimos 20 años.

-¿Acaso no lo preocupa que usted podría estar poniendo en riesgo a su familia con su escape?
-Sí, señor.

-Por su escape reciente, ¿usted persigue su libertad a cualquier precio, a expensas de alguien?
-Nunca pensé en hacer daño a nadie. Todo lo que hice fue pedirle a Dios, y las cosas funcionaron. Todo era perfecto. Yo estoy aquí, gracias a Dios.

-Las dos veces que se escapó, vale la pena mencionar, no hubo violencia.
-En mi caso, no llegó a eso. En otras situaciones, lo que se ha visto, las cosas ocurren de manera diferente, pero aquí no usamos ningún tipo de violencia.

-Teniendo en cuenta lo que se ha escrito sobre usted, lo que se puede ver en la televisión, se dicen cosas sobre usted en México, ¿qué clase de mensaje le gustaría transmitir a la gente de México?
-Bueno, yo puedo decir que es normal que la gente tiene sentimientos encontrados debido a que algunas personas me conocen y otros no. Esa es la razón por la que digo que es normal. Porque los que no me conocen pueden tener sus dudas acerca de decir si, en este caso, soy una buena persona o no.

-Si le pido que se defina como persona, pretenda que usted no es Joaquín, en vez usted es la persona que lo conoce mejor que nadie en el mundo, ¿cómo te definirías?
-Bueno, si yo lo conozco, con respeto, y desde mi punto de vista, es una persona que no está en busca de problemas de ninguna manera.