Josefina Miró Quesada: Elección de defensor del Pueblo no cumplió con ninguna garantía

shadow

 

La elección de Josué Gutiérrez como defensor del Pueblo por parte del Congreso de la República es una decisión muy lamentable, sostuvo la abogada y docente de la PUPC, Josefina Miro Quesada, tras recordar que el proceso de elección ha sido muy cuestionable.

La elección de Josué Gutiérrez como defensor del Pueblo es una decisión muy lamentable. Ya se venía venir. De hecho, incluso organizaciones internacionales advirtieron una situación de crisis o de deterioro de instituciones democráticas, incluido el afán de distintas fuerzas políticas de elegir a un defensor del Pueblo en un proceso que no cumplía con las garantías de participación, transparencia y meritocracia”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Entonces, tratándose de la importancia y los mandatos constitucionales que se le otorgan a la Defensoría del Pueblo, sí ha sido una elección muy cuestionable, que incluso también ha sido cuestionada por el mismo sindicato de la Defensoría del Pueblo, señalando lo que ya venían advirtiendo a través de los distintos recursos judiciales que se presentaron y que fueron amparados por el Poder Judicial, que destacaban que el proceso no contaba con las garantías”, manifestó.

No tiene las credenciales

En otro momento, la abogada estimó que Josué Gutiérrez no tiene las credenciales técnicas ni éticas para ser defensor del Pueblo. Recordó que la Defensoría del Pueblo es una entidad que utiliza la fuerza de la persuasión en los diversos organismos e instituciones del Estado para salvaguardar los derechos de los ciudadanos.

“La Defensoría del Pueblo es una institución que como no tiene fuerza coactiva para poder modificar ciertos comportamientos, se vale de la magistratura de la persuasión y para ello se requiere de legitimidad de origen, que sea una persona que brinde esa confianza en la ciudadanía y que tenga credenciales no solamente en materia de derechos humanos, derecho constitucional o en ramas afines, sino que Josué Gutiérrez no tiene ninguna credencial ni el ámbito técnico ni en el ámbito ético”, refirió.

“Si tomamos en cuenta, la importancia que ha tenido la Defensoría del Pueblo particularmente en contextos de crisis, las distintas crisis que hemos vivido, que socavan la legitimidad de nuestras instituciones. […] La Defensoría del Pueblo es una entidad a nivel nacional que le reitera, a través de la fuerza de la persuasión, al Congreso, al Ejecutivo y a autoridades sus deberes con la ciudadanía”, acotó.