LaLiga de España: Atlético de Madrid en partido aplazado vence por 1-0 al Sevilla

shadow

 

El Atlético de Madrid se impuso este sábado por 1-0 al Sevilla FC, merced a un solitario gol de Marcos Llorente al comenzar el segundo tiempo, en un tenso partido correspondiente a la cuarta jornada de LaLiga EA Sports, aplazado hace meses y que ahora mantiene aún a los rojiblancos en la estela de los colíderes Real Madrid y Girona FC.

Sobre el césped del Cívitas Metropolitano, los visitantes intentaron sorprender al minuto y medio, con Ivan Rakitic quien desde muy lejos, cerca de la línea medular, disparó al ver a Jan Oblak adelantado sobre su portería. Pero esa acción, que se marchó desviada, y un cabezazo de Lucas Ocampos a las manos del portero colchonero fue todo el bagaje del Sevilla en la primera media hora, de claro dominio local.

Manejaba los hilos del ataque Antoine Griezmann, con ganas de marcar su gol número 174 para desempatar con Luis Aragonés y quedarse en solitario como máximo artillero del Atlético. Probó suerte primero con un remate flojo y más adelante con un zurdazo desde fuera del área, en un contragolpe guiado por Samu Lino, que se juntó bien con Roro Riquelme.

El DT Diego Pablo Simeone hizo variaciones tácticas para anotar con Lino como a Riquelme. Arriba no tocó piezas el “Cholo”, con Álvaro Morata acompañando a Griezmann; de hecho, Morata gozó de una temprana y clara ocasión de gol tras una rauda pared con Rodrigo de Paul.

Marko Dmitrovic achicó bien los espacios en ese mano a mano y repitió acierto en otro acercamiento posterior del ’19’ rojiblanco, quien andaba con la pólvora mojada.

Aunque el Atlético se adueñó poco a poco de la posesión del balón e impuso su ritmo en el encuentro, faltaba destreza para derribar la zaga rival y asustar a la portería de Dmitrovic.

El guardameta serbio había sido el más destacado de un Sevilla que al filo del descanso reclamó tímidamente un penal, por mano de César Azpilicueta a centro de Juanlu Sánchez desde la banda derecha. Un rebote previo de la pelota en el muslo del futbolista colchonero hizo que el lance no fuese punible, si bien no evitó cierta polémica.

Con el propósito de esquivar sustos, Simeone hizo dos sustituciones en el descanso, y surtieron efecto. Introdujo a Ángel Correa por Roro Riquelme y a Marcos Llorente por Nahuel Molina, en el preludio del 1-0 nada más al empezar la segunda parte. El Atlético hilvanó un ataque entre Griezmann, De Paul y Koke hasta asistir al hueco por el carril derecho.

Habiéndole ganado la espalda a Adrià Pedrosa, Llorente controló el esférico en carrera y llegó al área, donde centró raso buscando la llegada en tromba de Morata junto a los centrales sevillistas. El ’19’ local chocó con Nemanja Gudelj, cayendo ambos al suelo, mientras que Sergio Ramos tapó el pase de Llorente; éste, atento, aprovechó su propio rechazo para disparar a bocajarro y batir a Dmitrovic por entre las piernas.

Salir ‘y besar el santo’ para Llorente, lo cual provocó que el equipo andaluz moviera ficha. Su entrenador recién llegado, Quique Sánchez Flores, confió en Djibril Sow y Youssef En-Nesyri para contrarrestar el dominio de sus adversarios. Y con tesón, paulatinamente, así fue. Lo evidenció un tiro de Ocampos en un contraataque por el costado izquierdo, bien repelido por Oblak en un momento clave del duelo.

La expulsión de Söyüncü fue decisiva

A los escasos minutos de que Caglar Söyüncü saltase al campo, dando descanso al capitán Koke, el defensa turco pisó el tobillo de Ocampos por detrás y fue expulsado con tarjeta roja directa. El árbitro, César Soto Grado, acaparó protagonismo con el transcurso de los minutos y se puso al estadio en contra mostrando varias amarillas por protestar.

De un pique entre Ramos y Azpilicueta, primero vio amonestación el jugador sevillista y luego en el área visitante pudo pitarse penal del exmadridista sobre ‘Azpi’, que pese a todo en la sala VAR no estimaron como un percance para avisar a Soto Grande.

El desenlace bronco, jugar con un hombre menos y defender un gol de ventaja estaba provocando en el Metropolitano un ‘déjà vu’ por lo vivido con Stefan Savic ante el Getafe.

Los pupilos del DT Sánchez Flores empujaron con ahínco, dejando la zaga desguarnecida y que a punto estuvo de costarle caro, pues Llorente rozó el 2-0 en una contra con un tiro fuerte que despejó Dmitrovic con el pecho.

Acto seguido, el Sevilla merodeó el empate con un centro desde la banda derecha que tropezó en Reinildo Mandava y varió de trayectoria, con una parábola que casi sorprendió a Oblak en el segundo palo. Pero esta vez la fortuna sonrió al final a los del “Cholo”, que se parapetaron atrás con maestría e impidieron que su contrincante hallase premio.

Esta cosecha sirvió al Atlético para situarse tercero con 38 puntos, empatado con el Barcelona (4º) y conservando margen respecto al Athletic Club (5º, 35 ptos.). El Sevilla, en cambio, sigue con 16 puntos en la zona baja de una Liga que se le está atragantando.

Ficha técnica del partido

Atlético de Madrid (1): Oblak; Molina (Llorente, m,46), Giménez, Witsel, Azpilicueta, Lino; De Paul, Riquelme (Correa, m,46), Koke (Söyüncü, m,66); Griezmann (Reinildo, m,73) y Morata (Saúl, m,55).

Sevilla (0(: Dmitrovic; Juanlu, Gudelj, Ramos, Salas, Pedrosa (Januzaj, m,82); Soumaré, Rakitic (Sow, m,53), Óliver Torres (Mir, m,78); Suso (En-Nesyri, m,53) y Ocampos.

Gol: 1-0, m,47: Llorente.

Árbitro: Soto Grado (C.Riojano). Amonestó con tarjeta amarilla a Molina (m,27) y Giménez (m,38), Correa (m,78), Witsel (m,78), De Paul (m,85), Azpilicueta (m,90) y Llorente (m,90+4) en el Atlético de Madrid, y a Suso (m,43), Salas (m,68) y Ramos (m,83) en el Sevilla; expulsó con roja directa a Söyüncü (m,69) en el Atlético de Madrid.

Escenario: Estadio Cívitas Metropolitano, con 64,308 espectadores.

Fuente Europa Press / foto Twitter