China: 50 muertos por explosiones de productos inflamables

shadow

 

La ciudad portuaria de Tianjin, en el noreste de China, trata de sobreponerse a la tragedia provocada por las explosiones, ocurridas en la noche del miércoles 12 de agosto, en un almacén con productos inflamables que han causado 50 muertos y más de siete centenares de heridos, según el recuento oficial.

El distrito del puerto, donde tuvo lugar el suceso, ha quedado convertido prácticamente en una zona de guerra, con un perímetro de unos dos kilómetros alrededor cercado, con el acceso restringido y los edificios desalojados.

El responsable de los servicios funerarios del Hospital Teda de Tianjin dijo que el centro sanitario ya ha recibido 42 cadáveres procedentes del lugar del suceso, aunque las autoridades aún no han confirmado esa cifra.

La agencia oficial Xinhua y la televisión estatal CCTV habían contabilizado previamente al menos 17 muertos, 40 desaparecidos y más de 400 heridos.

Entre los heridos, 32 se encuentran en estado grave y otros 283 están ingresados y en observación en los hospitales locales, según el gobierno municipal de Tianjin citado por Xinhua.

Aunque las causas del suceso se desconocen por el momento, las informaciones facilitadas por el Departamento de Bomberos de Tianjin apuntan a que las explosiones se produjeron después de que se declarara un incendio en el almacén.

Los bomberos afirmaron que el incendio comenzó a última hora del miércoles y que se produjeron dos grandes explosiones con 30 segundos de diferencia, seguidas de otras menores.

El Centro de Redes de Terremotos de China indicó que el segundo estallido, el que causó mayores daños, fue equivalente al provocado por unas 21 toneladas del explosivo TNT.

Según informaciones de las autoridades locales y relatos de vecinos citadas por ese medio oficial chino, las explosiones destrozaron ventanas y puertas, sacudieron edificios de apartamentos y la gente tuvo que ser trasladada a la calle.

La onda expansiva de las explosiones llegó a sentirse hasta a diez kilómetros de distancia.

El presidente de China, Xi Jinping, y el primer ministro, Li Keqiang, han instado a hacer todos los esfuerzos para salvar a las víctimas a los heridos y minimizar en la explosión de Tianjin, según la agencia oficial.

El Consejo de Estado, gabinete de China, ha enviado a un grupo de trabajo dirigido por el Ministro de Seguridad Pública Guo Shengkun al rescate directa y respuesta de emergencia.

El suceso se produjo en un almacén del área empresarial y logística de Binhai, un importante núcleo industrial de Tinajin, ciudad de alrededor de 15 millones de habitantes que se encuentra a unos 120 kilómetros de Pekín. EFE

MÁS NOTICIAS

https://www.facebook.com/cronicavivaprensa/posts/549568935194477