A pesar de ser tan pollo, tengo más plumas que un gallo

 

Allá por la década de los cincuenta del siglo pasado, América Latina en general y nuestro país en particular, se vieron impactados por el habla con contenido social, que película tras película, supo difundir con humor y critica a la sociedad el desaparecido actor mexicano Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes, conocido popularmente como “Cantinflas”. Por su actualidad, reproducimos el discurso que pronunció en la película “Si yo fuera diputado”.

“Pueblo que me escucha, aquí me tienen delante de ustedes y ustedes delante de mí y es una verdad que nadie podrá desmentir. Y ahora me pregunto ¿y porque estoy aquí? Y enseguida tengo mi “respuestación”, porque soy muy rápido en todo. Estoy aquí porque no estoy en ninguna otra parte y porque ustedes me llamaron y si el pueblo me llama, el pueblo sabrá por qué lo hizo. Yo, contrariamente a lo que dijo cierto sujeto, que no quiero pronunciar su nombre pero que lo estoy viendo, no represento a ningún partido y no represento a ningún partido porque me represento yo solito, porque como dice el dicho “más vale solo que mal acompañado”

Agradezco estos aplausos tan desnutridos a la par que merecidos, que me incitan a seguir discurseando. Y ustedes se preguntarán: Este joven de tan tierna edad, de aspecto tan distinguido, de facciones regulares y agradables, ¿será capaz de conducir la nave a buen puerto? ¿Será capaz de sortear todos los peligros, hasta encontrar el faro de la felicidad donde les deje positivamente seguros? Y este joven, este mismo, que entre paréntesis es el que les habla les contestará: A pesar de ser tan pollo, tengo más plumas que un gallo y sobre todo, tengo ganas de hacer justicia y darle al pueblo lo que el pueblo necesita.

“Yo al revés que otros les voy a dar pan, pero que mucho pan, no bolillo como siempre les han dado”.