Claudio Pizarro no fue el “Bombardero” soñado

shadow

 

En el Perú no hay mejor embajador futbolístico que Claudio Pizarro. Ni siquiera Teófilo Cubillas que hizo 10 goles en tres mundiales, tampoco César Cueto, el ‘Poeta’ con todo el recital embadurnado en su zurda prodigiosa, alcanza la talla del ‘Bombardero de los Andes’.

Claudio Pizarro hace historia en el fútbol alemán. En cada partido engrosa y pulveriza records. Se encuentra en estado de gracia con los goles que anota como encantado de las historietas infantiles.

En el Perú su nacimiento futbolístico tuvo lugar con el Pesquero de Chimbote y de ahí pasó a Alianza Lima. En Matute se hizo un tatuaje en el alma, firmó amor eterno con el club victoriano.

En Europa jugó por el Werder Bremen, su actual club, Chelsea y Bayern Múnich. En todos ellos grabó en piedra el apodo de ‘Bombardero de los Andes’. Sus goles formaban parte de su ADN.

En todos estos años fue acumulando récords. El más reciente en la Copa Alemana. Llegó a este registro con 40 años, 4 meses y dos días de edad. Solo es superado por Manfred Burgsmüller y Karl Lambertin quienes anotaron siendo más veteranos.

Con cuatro décadas encima, Claudio Pizarro no tiene fecha de caducidad como jugador activo. En Bremen no quieren que siga pero en cada partido convierte y nace la pregunta ¿quién puede deshacerse de un futbolista que es amigo íntimo del área y el gol?

En el Perú sentimos por él un agradecimiento enorme. También orgullo de tenerlo como el futbolista que mejor imagen ofrece al país.

Sin embargo, Claudio Pizarro tiene un pasado turbio con la selección peruana. Las veces que fue convocado no fueron saludables sus actuaciones con la bicolor en el pecho.

No tuvo mucho gol con la casaquilla peruana. En Alemania era distinto, acá entraba en sequía alarmante. Necesitábamos sus goles pero el hincha se quedaba sin gritar sus anotaciones.

Formó parte de los 4 fantásticos con Manuel Vargas, Paolo Guerrero y Jefferson Farfán. Se pensó que con ellos podíamos llegar a un mundial. No sucedió y la gente se cansó de esperarlo.

Aparte, sospechas de deslices reñidos con el comportamiento de un futbolista de selección, hizo que las pocas luces se apagaran. Claudio Pizarro no era el jugador comprometido que todos los peruanos esperábamos.

La selección peruana después de 36 años clasificó al Mundial de Rusia 2018. Claudio Pizarro esperó que fuera convocado por Ricardo Gareca. El celular del ‘Tigre’ nunca sonó para el ‘Bombardero’ y fue así que Claudio Pizarro que ganó todo en Europa, en el Perú tuvo el peor revés. Ni records ni historia. Para llorar Bombardero.