Cuando los ricos y famosos también saben reír y llorar

shadow

 

Si Mario Bendetti escribía que la “la pobreza y la riqueza van adquiriendo uniformidad con las generaciones” qué puede decirse entonces de aquellos deportistas famosos que no solamente ganaron y ganan millones de dólares y luego en euros que colmaron y colman sus caprichos comprando residencias que ni la propia Alicia en el País de las Maravillas se pudo haber imaginado. Y los ejemplos abundan. Como también abundan esas mismas figuras que ya sea en una cancha de fútbol, en un court de básquet o en una pista ciclística vieron como cada año sus carteras y cuentas bancarias se engrosaban más y más pero que de la noche a la mañana terminaron en la ruina. Bien se dice que de toda hay en el Jardín del Edén.

Vayamos primero con el portugués Cristiano Ronaldo, quien según la famosa revista norteamericana “Forbes” fundada en 1917 especializada en el mundo de los negocios y las finanzas, lleva ganados 109 millones de dólares, mientras el argentino Leo Messi llega a 127 y el brasileño Neymar con el Paris Saint Germain lleva embolsicados 105 millones. El boxeador mexicano Saúl ‘Canelo Álvarez a punta de trompadas ha ganado 94 millones y ahi nomás con 93.4 figuras el tenista suizo Roger Federer. En tanto que Russell Wilson y Aaron Rodgers del fútbol americano han ganado 89,5 y 89,3 millones respectivamente.

Tres verdaderos gigantes de la NBA, LeBron James, Stephen Curry y Kevin Durant cobraron 89 millones; 79.8 y 65,4 millones, respectivamente. Todos en el billete verde de su país. Quién sí se lleva todos los Grammy, Óscar, Oso de Berlín y una fila de etcéteras de premios es el pugilista estadounidense Floyd Mayweather quien tiene ganados nada menos que 234 millones de euros. Por eso que siempre vemos su figura acostada en su enorme cama y no hay un lugar claro que pueda percibirse de su alfombra porque en toda el área de su inmenso dormitorio los fajos de dólares hacen una montaña rusa donde todo parece perderse de vista.

Para darse unos gustitos, Messi se ha comprado una residencia valorizada en total 7 millones de euros (4 por la compra en sí y 3 en refaccionarla), Cristiano Ronaldo en 5 millones y el francés Paul Pogba en 7 millones.

Pero no toda llega a durar en la vida cuando se dilapida en tragos, drogas, mujeres y juegos. Hubo muchos famosos que tras conquistar fama y dinero terminaron en la ruina. Aquí algunos nombres: Mike Tyson, Evandert Holyfield, Chistian Vieri, Scottie Pippen, Allen Iverson, George Best, Paul Gascoigne, Lance Armstrong, Manoel Dos Santos ‘Garrincha’, Iván Zamorano y un conocido nuestro: el arquero de la ‘U’ y de las selecciones: Dimas Zegarra Castillo quien tras tener 60 ternos en su ropero, igual número de camisas, sortijas de oro en los diez dedos de sus manos, autos de toda marca, 35 pares de zapatos de cuero mandados a confeccionar en la famoso zapatería Vallejo al costado del Palacio de Gobierno, con su metro 96 de estatura hace tres años clamaba una jubilación por la pensión  65 y así poder vivir con decoro los últimos años de su vida.

Foto internet/medios