Debemos unirnos por el bien del Perú

 

En la Ciudad de las Luces, como ahora llaman a Las Vegas, Nevada, EE.UU, acaba de realizarse la XXIX Convención anual de las Instituciones de Peruanos de EEUU y Canadá (AIPEUC).

Esta exitosa Convención duró 3 días, del 27 al 29 de mayo, y aglutinó alrededor de 60 líderes peruanos residentes en EE.UU y Canadá, los mismos que durante 2 o 3 décadas vienen trabajando en favor del Perú y de la comunidad peruana en la que residen.

Durante el desarrollo de la XXIX Convención de la AIPEUC se dieron dieciséis exposiciones, incluyendo la mía, que conllevó a un singular intercambio de ideas y recomendaciones útiles para las familias, empresas y organizaciones sin fines de lucro, todas las cuales serán de pronto conocimiento público.

En cuanto a mi exposición, denominada “La Economía Internacional y el Perú”, la principal conclusión fue que en el quinquenio 2016-21 la economía mundial crecería en promedio alrededor de 3% al año y que el PBI del Perú puede muy bien crecer 5% a 6% al año, si el gobierno entrante tiene el liderazgo y la experiencia necesaria para unir a los peruanos, disminuir la inseguridad ciudadana y la corrupción, generar confianza, incrementar la inversión, subir los salarios y resolver los conflictos sociales con prontitud y equidad.

De lo contrario, la desunión, el odio y el incremento de la acción de los políticos violentistas, que ya lo hemos visto actuar en Conga, Tía María, y otros lugares de la costa, sierra y selva de Perú, podría llevar a nuestro país al peor de los escenarios que podemos imaginar.

Este escenario extremo estaría caracterizado por a) la violencia política, b) el crecimiento del narcotráfico junto con las bandas armadas que los protegen c) el aumento de la inseguridad ciudadana, e) el crecimiento de la drogadicción f) la propensión al autoritarismo gubernamental y la corrupción, y g) la pérdida de nuestra democracia.

Así, el próximo quinquenio nos podría traer en el campo económico un bajo crecimiento, menor empleo, mayor pobreza, caída del poder de compra de los salarios y empeoramiento de la desigualdad

Apuesto sin embargo, a que este escenario no se haga realidad. Y obraré en consecuencia.

Ya hemos visto durante el quinquenio 2006-11, del gobierno del presidente Alan García, como es posible alcanzar resultados exitosos cuando se tiene la debida preparación, experiencia y liderazgo; más allá de los buenos precios de materias primas, tal como los estudios nacionales e internacionales lo confirman.

Los peruanos debemos estar dispuestos a unirnos y trabajar unidos en todo lo que nos une, que es bastante. Y el nuevo gobierno debe estar preparado y decidido a liderar esta unión, puesto que el Perú la necesita para progresar en libertad y con justicia social, si queremos paz.

* El Dr. Gustavo Saberbein ha sido consultor económico de organismos internacionales, Ministro de Economía y Finanzas del Perú y Gobernador del Banco Mundial. Asimismo, Decano del Departamento de Administración de Negocios y Vicepresidente de la Universidad San Agustín en Chicago. Actualmente se desempeña como Consultor Económico y Conferencista en EEUU.