Fútbol peruano recargado para el 2018

 

El fútbol peruano se recarga de brillo veraniego con un buen pronóstico para el año venidero con la mejor tajada a cargo de la selección peruana y su participación en el Mundial de Rusia 2018.

El segundo aspecto y no menos importante es el éxodo de futbolistas peruanos al dorado mexicano que recluta a un buen número de los nuestros captados por diferentes equipos que juegan en la Liga MX.

Un tercer aspecto sería el campeonato Descentralizado 2018 en medio de un crispado optimismo de los clubes por hacerse de un buen armazón colectivo para hacerle frente al torneo venidero.

Los equipos peruanos han asumido la necesidad de buscar buenos refuerzos pese al desangrado como que Gino Guerrero recaló en el fútbol paraguayo. Sin embargo la principal preocupación es hacerse fuerte para el Descentralizado.

Alianza Lima en ese sentido ya empieza a cincelar la nueva oncena teniéndose en cuenta que Luis Aguiar y Germán Pacheco se fueron y encima el portazo en la cara por parte Adrián Zela que ya lo daban como contratado pero se quedó en Deportivo Municipal.

La llegada de Bernardo Costa para reforzar la delantera aliancista cae bien de cara a la participación en la próxima edición de la Copa Libertadores. Desde luego una buena participación de Garcilaso y FBC Melgar le darán al fútbol peruano un buen brochazo de pintura para mejorar la fachada.

De hecho que el fútbol peruano tiene retos que afrontar y es bueno para que en esa espiral de mejoras comprometa a los dirigentes y los hinchas tomen partido con acompañar a sus equipos desde las tribunas.

La participación peruana en el Mundial de Rusia es la cereza de la torta para un año en que no solamente permitirá ver la realidad sino sentar las bases para la próxima cita mundialista en Qatar 2022.

Hacer u buen mundial es lo primordial pero no se debe perder de vista a lo que viene teniéndose en cuenta que selecciones como Chile, Ecuador y Paraguay que se quedaron en la otra orilla, trabajan desde ahora en la planificación de una eliminatoria en la que la puntería estará puesta en la bicolor.

En México hay un “boom” de futbolistas peruanos, una moda, que no se convierta en efímero paso para que la ola se mantenga alta y dejar de ahogarnos en la orilla.