No hay que perder el rumbo pese a la ausencia del capitán

 

Paolo Guerrero puede que su salida de la selección peruana es rodeada de una gran tristeza, el grupo tiene que reaccionar rápido para rastrear el camino convenido, con Paolo o sin él.

Paolo Guerrero es el ‘9’ natural que se hará extrañar en Rusia Mundial 2018 pero a falta de panes buenos son los bizcochos y en ese sentido Ricardo Gareca tendrá una nueva exigencia para ‘armar ‘una oncena que haga frente a Dinamarca, Francia y Australia.

Duele la ausencia de Paolo pero no podemos quedarnos aparcados en un rincón de lamentos cuando se sabe que el TAS no revertirá su decisión para que borre lo actuado o suprima los 14 meses de suspensión.

Muchos piensan que sin Paolo Guerrero se pierde mucho en el Mundial y que la bicolor no será la misma con el ‘Depredador’ fuera del gramado.

Ya Perú ha probado que se puede acomodar en la cancha con Paolo Guerrero fue de la alineación. En los amistosos contra Croacia e Islandia se jugó con un esquema diferente, con doble ‘9’ con Farfán y Ruidíaz.

Y se pudo ver que el equipo funcionó. La mejor muestra es que ambos amistosos se ganó y quedó demostrado que Ricardo Gareca puede tener salidas funcionales cuando en instancias adversas, pone a prueba su capacidad.

La ausencia de Paolo Guerrero data desde octubre del año pasado. Si último partido fue contra Argentina en la Bombonera y de ese momento cuando salió la prueba antidopaje en contra del delantero, empezó la vía crucis que direcciona a encontrar soluciones.

La clasificación se hizo efectiva en el repechaje al vencer a Nueva Zelanda en Lima y empate en el partido de ida. La cuestión es que la selección peruana pudo salir airosa y ello demuestra que jugar sin Paolo es posible jugar bien y ganar.

Es también cierto que los rivales mundialistas serán harina de otro costal. Francia, Dinamarca y Australia serán obstáculos muy complicados pero será también propicio para probar de qué está hecha esta selección.

En todo el proceso eliminatorio el recorrido peruano transcurrió en algo parecido a un terreno minado y supo salir airoso. No en vano está Perú en el Mundial de Rusia 2018.

Una última consideración sobre la resolución del TAS, obliga a decir que el té que ingirió Paolo Guerrero fue un accidente sin pizca de ilegitimidad pero que en la audiencia del TAS los abogados no pudieron sostener una defensa contundente.

En todo caso, la reiteración es válida. Nos toca en el alma no tener a Paolo Guerrero en el Mundial pero debemos ser fuertes ante la adversidad y jugar con lo que tenemos a mano.