Una luz al final del túnel

 

Cristiano Ronaldo fue elegido como el primer The Best FIFA, un galardón creado para reconocer al mejor futbolista que haya destacado en 2016. Inútil búsqueda porque el portugués ya había antes ganado el ‘Balón de Oro’ y distinguido como el mejor en el Mundial de Clubes y aportante a la Eurocopa ganada por la selección lusa.

Cristiano Ronaldo había acumulado tanto crédito a su favor que prácticamente corrió solo en la disputa del galardón. Ni siquiera Lionel Messi podía tener alguna opción.

En la gala de Zúrich lo mejor fue el acercamiento de Diego Armando Maradona con FIFA tras un distanciamiento mientras estuvo en el cargo Josep Blatter cuyo imperio coimero quedó al descubierto y muchos peces gordos están presos por los destapes de corrupción.

Maradona tiene un nuevo romance con Infantino y en su primer paso de una luna de miel que se espera sea duradero, han encontrado coincidencias como la abusiva forma de eliminación a la Copa del Mundo con selecciones participantes condenadas de antemano que no pasarán la valla eliminatoria.

El aumento del número de participantes a 40 selecciones en vez de los 32 del actual formato permitirá a varios países tener mejores probabilidades de acceder a un mundial. Esta es una idea de Gianni Infantino y nada tiene que ver el ‘Pelusa’ con la iniciativa.

Maradona apoya la idea y si el ‘10’ del Mundial de México 86 lo ve bien, algo influye para que la FIFA mantenga su decisión de que en el Mundial del 2026 se juegue con 40 finalistas.

De hecho tal decisión salpica al fútbol peruano que en su condición de escaso poderío tiene arruinada su chance de clasificación al tener que lidiar con Brasil, Argentina, Uruguay, Chile y Colombia que están abonados al mundial.

Un aumento de cupo para Sudamérica será una decisión favorable y más aún si se habla de la unificación de toda la América en el proceso eliminatorio donde se ablanda la situación de selecciones que ven muy lejos alguna posibilidad de clasificación.

Los países centroamericanos no ven con buenos ojos el nuevo formato eliminatorio porque se verán desplazados y reducidas sus chances. Pobre México que ya no verá tan fácil acceder a un mundial.

Es justo se atienda a Sudamérica que no tiene sitio para estar representada en un mundial con más países de buen fútbol que podría darle mayor atractivo a una final mundialista.

Uno de los beneficiados será la selección peruana que entra descocido en cada eliminatoria y sale trasquilado con una larga condena de tener que ver el mundial por TV.