¿Y donde está la fortuna del Chapo Guzmán?

shadow

 

El gobierno de EEUU anunció que coordinará con México sobre la inmensa fortuna del ex capo de Sinaloa, Joaquín “Chapo” Guzmán pero, aparte las declaraciones optimistas, no se le ha podido embargar un solo dólar quien, en el colmo del cinismo, asegura que no tiene dinero y además es asesorado por los defensores de oficio que le paga  un tribunal federal de Nueva York.

La Procuraduría (fiscalía) General de la República de México reconoce que no ha sido fácil hallar las propiedades y recursos del capo, actualmente encarcelado en Nueva York, debido a la los enrevesados caminos del lavado de activos del que hacen gala los mafiosos aztecas para movilizar miles de millones de dólares a lo largo de la frontera con ambos países , con un blindaje que no han podido perforar los agentes de la DEA tras varios años de infructuosos proyectos.

“Estados Unidos hoy todavía no le encuentra un dólar a ‘El Chapo'”, dijo recientemente el procurador Raúl Cervantes a Televisa.

“No utilizaba el sistema financiero por lo que se ve, nosotros le habíamos encontrado muy pocos activos, pero el Departamento del Tesoro no los ha encontrado”, señaló.

En una conversación con el actor Sean Pean, publicada en enero de 2016 por la revista Rolling Stone, el detenido presumió sus negocios.

“Yo suministro más heroína, metanfetaminas, cocaína y marihuana que cualquier persona en el mundo. Tengo una flota de submarinos, aviones, camiones y embarcaciones “, le dijo al actor.

La revista especializada Forbes señalaba hasta 2012 al Chapo Guzmán entre los cien multimillonarios más ricos del mundo, con una fortuna que bordeaba los  US$1.000 millones, lo que según fuentes antidrogas era una cifra mucho mayor que maneja desde hace varias décadas.

La  fiscalía de Nueva York estima por su parte que el capo del cartel de Sinaloa obtuvo una ganancia superior a los US$14.000 millones, suma que pretende embargarle en coordinación con el gobierno, con el inconveniente de que, tras su captura,  hasta ahora no le encuentran ningún billete al mafioso.

La fiscal Loretta E. Lynch solicita el decomiso de por lo menos 14 mil millones de dólares en efectivo producto del tráfico ilegal de más de 465 mil 221 kilos de cocaína que la organización de El Chapo Guzmán introdujo a Estados Unidos de septiembre de 1999 a febrero de 2014.

El expediente está fechado el 25 de septiembre de 2014 en el Distrito Este de Nueva York.

El documento 5 del caso 1:09-cr-00466-SLT de esta Corte —el cual también firma Arthur Wyatt, jefe de la Sección de Narcóticos de la División Criminal del Departamento de Justicia de EU— es una compilación a detalle de los cargamentos de droga introducidos a Estados Unidos que incluyen fecha y cantidad de cocaína.

En el punto 78 de este expediente, la Corte notifica a los jefes del cártel del Pacífico que, de acuerdo con la acusación número 21, el gobierno de Estados Unidos buscará confiscar dicha cantidad por medio de diligencias y, en caso de que el dinero no se pudiera recuperar de esa manera, entonces las autoridades procederán a decomisar cualquier otro bien, incluidas todas las propiedades detectables relacionadas con este delito, por un monto equiparable.

Para variar sus hijos se ufanan en las redes sociales  de mostrar yates . automóviles último modelo, relojes Rolex y yates, en un verdadero desafío a los peritos financistas de ambas naciones.

Entonces, ¿dónde está la fortuna de Guzmán Loera? “Está corriendo por el mundo”, declaró a la cadena británica  BBC Mundo el analista José Reveles, autor del libro “El Chapo. Entrega y traición”.

El Cartel de Sinaloa es una verdadera transnacional de la cocaína cuyos brazos se extienden no solo en Estrados Unidos sino también en la Unión Europea , Asia, Australia y África, con una súper estructura financiera no solo para movilizar miles de millones de dólares sino también ocultarlos en bancos clandestinos del que nadie quiere hablar para no terminar en el cementerio.

Pese a este inconveniente,  Estados Unidos y México acordaron compartir la fortuna del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, procesado  en Nueva York, gracias a una negociación en la que determinarán qué porcentaje del dinero del capo le corresponde a cada país.

Un estimado de las cortes estadounidenses y del gobierno mexicano señala que el fundador del Cártel de Sinaloa podría haber acumulado ganancias por entre USD 16.000 y 21.000 millones de dólares a lo largo de su carrera delictiva, por lo que es considerado el narcotraficante más rico de México.

El problema es encontrar el hilo de la madeja en un  terreno minado y plagado de sicarios.

Diputados del derechista Partido Acción Nacional (PAN), como Federico Döring han reclamado en tribuna que parte de ese “dinero manchado de sangre” debe regresar a México, después de que  los dos países se repartieran en partes iguales el monto de lo recuperado.

El presidente de la Comisión de Seguridad Pública en la Cámara de Diputados, Jorge Ramos, también del PAN, aseguró que recibió un oficio de la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República (la Fiscalía Federal de México), con reserva de seguridad nacional, en el que confirma que entrará a una negociación con el gobierno de EEUU para determinar el porcentaje de recursos que le corresponderán a México, en caso de que Guzmán Loera entregue en una negociación al gobierno norteamericano los recursos producto del narcotráfico.

“Recibí una documentación, en la que viene anexada una leyenda de que no puedo hacer público (la información contenida) por razón de la ley de seguridad nacional (…), pero sí veo que se está iniciando el procedimiento que hemos estado reclamando ya por bastante tiempo para que, si hay alguna recuperación de recurso económico-financiero o de activos, inmuebles, se considere a México para que se haga una repartición justa y se le restituya al pueblo mexicano todo el daño que se le hizo”, manifestó en entrevista con el diario mexicano El Economista.

Sin embargo, el legislador, consideró que el 100% de los recursos decomisados al capo tendrían que ser restituidos a México debido a que en la última captura de Joaquín Guzmán Loera en enero del 2016, no participaron agencias de seguridad de EEUU, sino solamente fuerzas federales mexicanas.

“Estamos hablando de que en todas las denuncias que están haciendo las procuradurías de EEUU, suman un monto de 16.000 millones de dólares; las que están señalando como monto a recuperar. Lo que está por iniciar sería el procedimiento en el cual el gobierno americano y el mexicano se ponen de acuerdo en porcentajes, dependiendo del nivel de intervención. Esto viene así en el convenio internacional que regula este tipo de extradiciones”, manifestó.

A pesar del acuerdo, consideró que México debe ir por todo el dinero, porque el convenio estipula que la repartición será dependiendo del esfuerzo que cada gobierno realizó para lograr su captura, y en este caso, consideró, la detención fue hecha 100% por el gobierno mexicano, “pero al final será una negociación”.

Y las negociaciones siguen haciendo castillos en el aire porque los dólares del Chapo Guzmán siguen en el aire sin que un solo dólar haya sido embargado.

Como en la salsa brava, todos se siguen preguntando y cómo lo hizo, cuál es el negocio, yo no sé.