Poltergeist y otros remakes de terror en el cine

shadow

 

Podríamos titular esta nota “El terror llama dos veces”, pero en algunos casos es mejor no contestar. En las últimas décadas se han dado varios remakes del cine de miedo y algunos funcionaron, pero la mayoría fue un fiasco. Todavía resta ver el caso de Poltergeist, ¿será una sorpresa positiva o pasará a engrosar la lista de películas que debieron dejar “descansar en paz”?.

Habría que apuntar el caso de Psicosis (1960), un clásico del cine de suspenso mezclado con terror. La mano del genial cineasta británico Alfred Hitchcock se desplegó sobre una producción que trasciende las épocas. Las tres secuelas posteriores (1983, 1986 y 1990) no le hicieron ni sombra, sólo sirvió para que viéramos al intérprete del asesino Norman Bates, Anthony Perkins, hasta poco antes de su muerte (1992).

En 1998 el eficaz director Gus Van Sant quiso recrear Psicosis en una suerte de homenaje a Hitchcock, pero fue tan respetuoso de la historia original que prácticamente repitió escena tras escena. El público la repudió y de paso perjudicó seriamente la carrera de Vince Vaughn. Un actor que este año intentará resurgir en el drama con la segunda temporada de True Detectives.

La profecía (1976) es la historia del anticristo que muchos peruanos recordamos haber visto hasta la saciedad en las pantallas de televisión, más que en el cine. Es una buena cinta de terror mezclada con ritos satánicos, que sería algo así como la consecuencia lógica de El exorcista (1973), sin lograr la grandeza de la historia de posesión. Tuvo tres secuelas (1978, 1981 y 1991 con la versión femenina del demonio). Pero el remake La profecía (2006), aunque correcta en su relato, resulta prescindible.

Los asesinatos de Jason Voorhees en el Lago Crystal nunca merecerán un Oscar, pero vaya que dieron dinero a los creadores de Viernes 13 (1980) y sus nueve secuelas (1981, 1982, 1984, 1985, 1986, 1988, 1989, 1993 y 2002, cuando el sanguinario deforme llegó al espacio exterior), para colmo reapareció en un celebrado crossover con otro monstruo ochentero, Freddy Krueger de Pesadilla en Elm Street.

Regresaron a Jason a la vida en el 2009 (bajo la dirección del responsable de Transformers, Michael Bay). El filme tuvo regular éxito de taquilla, gracias en parte al no tener que alcanzar ningún parangón en particular, como sí era el caso de Psicosis, para el 2016 se planea una nueva incursión de este depredador de adolescentes calentones.

Freddy Krueger también tiene la costumbre de interrumpir las fantasías más afiebradas de los colegiales de la calle Elm. Esta vez se trata de un portero de un colegio que fue quemado vivo por sospechas de pedofilia y ahora se venga de sus asesinos apareciendo en las pesadillas de sus púberes hijos. La repetitiva trama de Pesadilla en Elm Street (1984) fue todo un suceso, con seis secuelas oficiales (1985, 1987, 1988, 1989, 1991 y 1994, esta última era la más alucinante, Freddy empezaba a matar a los actores reales del filme original. Hasta se despecha a Robert Englund, su propio intérprete).

En Freddy vs Jason (2003) se encuentra con el asesino de Viernes 13 en una película que la crítica describe como todo un hito de terror y sangre. Para el 2010 deciden hacer el remake con un nuevo Freddy (Jackie Earle Haley) pero no obtuvo éxito, los fans extrañaban a Englund. No hay planes para revivir al monstruo de la chompa rayada.

El lunes 29 de junio continuare con otros remakes como Halloween, Masacre en Texas, La niebla, El regreso de los muertos vivientes y otros celebres motivos para morirse de miedo, o amargarse de furia al ver como destruyen nuestros filmes favoritos. Manuel Salazar