RMP: Keiko mintió mucho y en el debate mostró su verdadero rostro

shadow

 

La candidata Keiko Fujimori mintió mucho y en el debate dio a conocer su verdadero rostro, pues se mostró como una fiera al ponerle el acelerador al agravio, dijo la periodista Rosa María Palacios.

Fue al referirse a las declaraciones de la hija del exdictador, quien descartó cualquier posibilidad de cerrar el Congreso en un eventual gobierno de Pedro Pablo Kuczynski (PPK), y al comentar la alusión que hizo la candidata sobre Martín Vizcarra sobre supuestas denuncias de corrupción en Puno.

Pedro Pablo Kuczynski quiso ser el estadista y presentar propuestas. No le contestó muchos de los agravios y al no contestarlos, parecían consentidos, así se entiende en la política. Ella ha mentido, y ha mentido mal”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“Lo de Vizcarra es mentira; a Vizcarra no lo está persiguiendo nadie. Guido Lombardi jamás dijo que iba a haber un golpe de Estado”, dijo.

Estimó que Fujimori Higuchi recibió entrenamiento para participar del debate presidencial y que le han enseñado a leer, pese a tener todo escrito. Indicó que una de las ideas que la aspirante de Fuerza Popular quiso dejar sentada es que PPK no conoce el Perú.

“A ella le dieron una línea argumental potente contra PPK: ‘usted no conoce el Perú’, hasta que hacia la mitad del debate, PPK dice que vivió en Iquitos, en Puno y que su papá dirigió un leprosorio. Lo dijo, sin los énfasis”, opinó.

La verdadera Keiko

La periodista estimó que si Keiko Fujimori gana las elecciones, la presidenta que vamos a ver será la de esta segunda vuelta, la que dice ‘cómo has cambiado pelona’. Sostuvo que la lideresa de Fuerza Popular se transformó y dejó de ser un alma contenida.

“Keiko Fujimori fue una persona hasta que terminó la primera vuelta, que se parece mucho a la Keiko Fujimori que conocimos en el 2011, y que se parece a la que postuló al Congreso en el 2006: modosita, calladita, pausada al hablar. Anoche, era una fiera. Eso es producto de un entrenamiento”, aseveró.

“La verdadera la vimos ayer, era un alma contenida. Tú notabas esa contención permanente frente a la adversidad de toda la situación familiar. Ella armó un muro alrededor de ella. […] Ese personaje desaparece ante el pedido –supongo– de su entorno más íntimo y le han dicho que tenía que distinguirse, saca tu verdadera tú, ataca, ataca, ataca sin misericordia, y esa es la presidenta que vamos a ver”, declaró.

Keiko puso el acelerador al agravio

PPK le dio a ella un apoyo desinteresado en el 2011 y –si quieres– generoso, y en política es una bajeza que alguien te dé un apoyo generoso y, después, tú se lo enrostres en la cara, y además la manera como lo dice, toda criollaza. Ahora es requetecriolla”, precisó.

PPK le debe haber dicho a su equipo técnico que quiere ser espontáneo, y esa es la actitud de la gente mayor. En una estrategia de debate presidencial, los escenarios son muy cambiantes durante el debate, y el equipo lo que hace es prepararte respuestas para escenarios cambiantes. Yo pensé que al enterarse del resultado de la encuesta, iba a bajar el tono del agravio, pero no lo bajó, creo que le puso el acelerador”, subrayó.

Lo que da más miedo

Por otra parte, comentó que las frases de cierre de los aspirantes presidenciales fueron pésimas, y estimó que la ciudadanía no se va a acordar de esta parte, porque “no dijeron nada importante”. En líneas generales, las últimas declaraciones de Keiko Fujimori en el debate son las que dan más miedo.

PPK es el único dique de contención a un autoritarismo probable. No digo que sucederá. Hay gente que dice que hay una Keiko de polo rojo y una de polo blanco. Una que quiere no ser su papá, y la otra. Sus últimos dichos asustan más, son los que dan más miedo”, advirtió.

“El domingo pasado Keiko debió decir lo que dijo ayer sobre Joaquín Ramírez. Tres días después lo separaron, porque algo debió decirle su tracking interno”, puntualizó.