Se despiden heroicos Mirage peruanos que humillaron a los ingleses

shadow

 

La semana pasada por última vez surcaron el cielo argentino los Mirage, aviones de combate que entregó Perú y se convirtieron en leyenda en la guerra de las Malvinas entre Argentina y Gran Bretaña de 1982.

En el Acto del Día de la Fuerza Aérea, sobre Buenos Aires pasaron estos aviones fabricados en Francia, con más de 40 años de servicio.

En abril de 1982 el gobierno militar argentino decidió recuperar las islas Malvinas, bajo dominio británico desde 1833. Gran Bretaña ganó gracias al apoyo de Estados Unidos y sobre todo de la estación de radares chilenos de Punta Arenas. La derrota argentina significó la instalación de una base de la OTAN en el Atlántico Sur, así como las disputadas perforaciones petroleras de Gran Bretaña en la plataforma continental argentina.

Mirage01

A diferencia de la traición de chilena a Sudamérica, Perú apoyó a Argentina, entregando una flota de 15 aviones Mirage, a los que se les borró la bandera peruana para reemplazarla por la argentina. Las naves partieron de Chiclayo rumbo a la base militar de La Joya, en Arequipa. Luego siguieron hacia la provincia argentina de Jujuy y de ahí a Tandil.

Mirage03

También se envió misiles Exocet tierra-tierra y tierra-aire. Además de tanques de combustible para los Mirage, para que tengan una mayor autonomía de vuelo en sus incursiones a las Malvinas.

Gran Bretaña recuperó las islas, pero sus bajas fueron considerables. Los Mirage y misiles peruanos hundieron dos destructores, dos fragatas, dos buques de desembarco, un portaaviones y un emblema británico, el HMS Sheffield.

Una década combatiendo en Irak y en Afganistán no le provocó tantas bajas a las fuerzas británicas.

Mirage02

Aquella hazaña tuvo una notable contribución de la Unión Soviética. El periodista ruso Serguei Brilev, en un libro publicado en 2010, reveló aspectos desconocidos de aquel apoyo, brindado en particular gracias al satélite militar Kosmos-1365, lanzado un mes después del desembarco argentino.

Según testimonia en su libro, el hundimiento del HMS Sheffield fue posible gracias a la información de los satélites soviéticos, igual que el hundimiento del HMS Coventry, una joya de la OTAN, y del Atlantic Conveyor, el portaaviones que los Mirage peruanos enviaron al fondo del mar con 15000 toneladas de vehículos.

Mirage04