Series de televisión: las mejores intros o músicas del recuerdo

shadow

 

Una intro, o música de una serie de televisión sirve como una característica para identificarla, hoy las nuevas producciones televisivas han reducido esta introducción a apenas unos segundos donde aparece el nombre del drama o comedia que vas a ver. A los actores protagónicos los nombran en los primeros minutos del episodio. Es decir, se maximiza el tiempo.

Pero uno no puede negar que extraña algunas intros, en esta recopilación te recordamos a series de televisión que dejaron huella, y como el espacio es corto seguro omitiremos a varias, pero ya sacaremos una segunda o tercera parte de ser necesario. Comencemos con ese paseo al pasado, especial para nostálgicos.

Así como en la actualidad las cadenas televisivas norteamericanas sacaban producciones muy parecidas que competían en por el favor del televidente. En 1964 se estrenó Los locos Addams, y su cancioncita con el famoso tronar de dedos. Ese mismo año llegaron Los Munster, los monstruos más graciosos de la historia de la TV.

En 1965, empezó la etapa de las encantadoras genios y brujitas. Mi bella genio con la pícara Bárbara Eden y Larry Hagman. La competencia ya había estrenado Hechizada, en 1964, en ella la bruja Samantha tenía que aprender a ser la esposa de un humano común y corriente. Por esa época la igualdad de género no llegaba a la pantalla chica.

Batman, la serie de los 60, es aún un clásico de la cultura pop. Adam West y Burt Ward sólo se mantuvieron tres temporadas como el encapotado y su joven ayudante, pero parecieron muchos más años.

Los años 70 nos obsequiaron con otros grandes clásicos televisivos, en 1974 Lee Majors rompió esquemas como El hombre nuclear, y le siguió el rastro Lindsay Wagner como La mujer biónica (ex novia del personaje de Majors) en 1976. Justamente, Lee Majors se casó con Farrah Fawcett de la serie Los ángeles de Charlie (1976).

Una de mis favoritas es El hombre increíble, la versión televisiva de Hulk. Se lanzó en 1978 y fue todo un éxito de audiencias, al punto que muchos protestaron con las películas sobre el monstruo verde (ligadas al personaje del cómic), pues querían ver las aventuras contadas al estilo Bill Bixby y Lou Ferrigno.

De esos años también tuvimos a David Carradine (para los lectores menores de cuarenta o treinta años, habló de Bill de Kill Bill) en la serie de culto Kung Fu (1972), pocos saben que esa producción nació de la inventiva del mítico Bruce Lee, pero no la dejaron protagonizarla por ser un “chino demasiado chino”.

Lo dicho al principio el espacio es corto para tantas series de televisión de grata recordación, apenas llegue a los años 70, voy a terminar recordando Dallas y Dinastía (la primera de 1978, y la última de 1981), ambas con familias millonarias que se sacaban los ojos. Cierro este primer listado de intros televisivos con una familia ejemplar La familia Ingalls de 1974. Manuel Sazalar