Países Menos Desarrollados necesitan subvenciones, no préstamos

 

Panelistas durante la segunda jornada de la Expo PAN 2024, en el Centro Internacional de Conferencias Banglabandhu (BICC) de Daca, en Bangladesh. Imagen: Rafiqul Islam / IPS

DACA –  Olaide Bankole nació y creció en Nigeria, y observó cómo el cambio climático se hacía realidad en su país con el aumento de las temperaturas y la variabilidad de las precipitaciones, y cómo la sequía, la desertificación y la subida del nivel del mar vienen afectando a la población.

También es consciente de cómo el aumento del nivel del mar amenaza a ciudades del sur de Nigeria como Lagos y las zonas costeras, y aumenta su vulnerabilidad a las inundaciones y a las enfermedades transmitidas por el agua.

Bankole, quien ahora trabaja como analista político del Instituto Internacional de Desarrollo Sostenible (IISD) de Canadá, participó en la Exposición sobre el Plan Nacional de Adaptación (PNA) 2024, celebrada en Daca, para fomentar el intercambio de conocimientos sobre la formulación de PNA.

Los fondos disponibles para la adaptación al cambio climático no son ni de cerca suficientes, comentó en entrevista con IPS al margen de la conferencia.

En 2009, recordó, los países desarrollados prometieron que para 2020 entregarían miles de millones de dólares anuales a las naciones más pobres, duramente golpeadas por el empeoramiento de los desastres provocados por el clima.

“Los países desarrollados prometieron 100 000 millones de dólares al año, pero no cumplieron tales promesas”, se lamentó.

“En primer lugar, los países desarrollados deben cumplir sus promesas y por lo menos alcanzar el objetivo de 100 000 millones de dólares. Y luego podemos buscar otras fuentes de financiación. Hay un proceso para la financiación y se puede evaluar el aporte del sector privado y otras oportunidades. Pero el avance es demasiado lento, así que tenemos que movernos rápido, que es el tema de esta Exposición del PNA: la adaptación transformadora”, explicó Bankole a IPS.

Muchos países ya cayeron en la trampa de la deuda por préstamos que recibieron de organismos como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

“El dinero que reciben para la adaptación al cambio climático no debería ser un préstamo. Deberían ser subvenciones en condiciones favorables. Estos países ya han recibido préstamos para el desarrollo, y los que reciban para hacer frente a los efectos del cambio climático aumentarán su carga financiera. Por tanto, creo que la financiación no debería consistir en préstamos, sino en subvenciones en condiciones favorables”, subrayó Bankole.

Por su parte, Malik Fida A Khan, panelista en la Expo PNA 2024, dijo a IPS que unos 600 delegados y representantes de 104 países participaron en la reunión sobre adaptación y debatieron sobre el proceso de formulación de los Planes Nacionales y la financiación para la adaptación al cambio climático.

“Bangladesh necesita 8500 millones de dólares al año para aplicar el PNA que adoptó para hacer frente a los efectos del cambio climático, y hemos estado presionando a los socios de desarrollo para que concedan préstamos en condiciones favorables”, mencionó.

Fida A. Khan, director ejecutivo del grupo de reflexión Center for Environmental and Geographic Information Services (CEGIS), con sede en Daca, afirmó que la adaptación por sí sola no servirá para hacer frente a los impactos del cambio climático en Bangladesh después de 2026, por lo que será necesario llevar a cabo programas de mitigación.

También se refirió a la promesa incumplida de los países más desarrollados de aportar 100 000 millones de dólares al año a los países más vulnerables al clima de ahora a 2020.

“Siempre hemos exigido a los países desarrollados subvenciones, no préstamos, que son los responsables de la alerta mundial. Si no son capaces de proporcionar una enorme cantidad de subvenciones a los Países Menos Adelantados (PMA), que son muy vulnerables a los vaivenes económicos y medioambientales, deberían conceder préstamos en condiciones favorables a estos países con un tipo de interés más bajo que no supere el uno por ciento”, precisó.

Saber Hossain Chowdhury, ministro de Medio Ambiente, Bosques y Cambio Climático de Bangladesh, declaró en la jornada inaugural de la Expo 2024, el 22 de abril, que Bangladesh ha logrado avances notables en la lucha contra el cambio climático a pesar de los múltiples impactos en su país y su población.

Debido al incumplimiento de los prometidos 100 000 millones de dólares, será necesario lograr una definición consensuada de la financiación para el clima como resultado definitivo de la COP29, que se concentrará en la financiación para los Nuevos Objetivos Colectivos Cuantificados. Estos tendrán en cuenta las crecientes necesidades de los países vulnerables al clima, los pequeños Estados insulares en desarrollo y, por supuesto, los PMA.

“El tiempo mismo se acaba; tenemos que restablecer la confianza y la solidaridad mundiales y garantizar que la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), en tanto proceso global, cumpla sus objetivos y compromisos y, en ese sentido, el Plan Nacional de Adaptación seguirá siendo un pilar importante”, explicó Chowdhury.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Adaptación al Cambio Climático, inaugurada por la primera ministra Sheikh Hasina, se celebró del 22 al 25 de abril en el Centro Internacional de Conferencias Bangabandhu (BICC), de Daca.

Cortesía ipsnoticias.net

 

Leave a Reply