ONU: Cuando se ataca a los periodistas, toda la sociedad paga el precio

shadow

 

Desde 2006, más de 1.100 periodistas han sido asesinados por cumplir con su tarea de informar al público. Es preocupante que tan sólo el 10 por ciento de estos crímenes haya concluido con una condena. La impunidad envalentona a los criminales y al mismo tiempo tiene un efecto aterrador sobre toda la sociedad, en particular, sobre los propios periodistas. La impunidad conduce a más violencia, y se establece así un círculo vicioso.

El 18 de diciembre de 2013, la Asamblea General de la ONU aprobó su primera resolución relativa a la seguridad de los periodistas y la cuestión de la impunidad (A/RES/68/163), en la que condena todo tipo de ataques contra los trabajadores de los medios de comunicación, y proclama el 2 de noviembre como el “Día Internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas”. La fecha se eligió en conmemoración del asesinato de dos periodistas franceses en Malí en 2013.

Esta histórica resolución insta a los Estados Miembros a que tomen medidas concretas para prevenir las agresiones contra los periodistas, asegurar que los responsables sean llevados ante la justicia y garantizar el derecho de las víctimas a las reparaciones. Asimismo, exhorta a los Estados a promover un entorno propicio y seguro en que los periodistas puedan realizar su labor de manera independiente y sin interferencias.

Mensaje de la ONU con ocasión del Día Internacional para poner fin a la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas

La libertad de expresión y la libertad de los medios de comunicación son esenciales para fomentar el entendimiento, reforzar la democracia y progresar en nuestros esfuerzos para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Sin embargo, en los últimos años se ha producido un aumento en la magnitud y el número de ataques contra la integridad física de los periodistas y los trabajadores de los medios de comunicación, y de los incidentes que merman su capacidad de realizar el trabajo tan imprescindible que llevan a cabo, incluidas amenazas de enjuiciamiento, detención, encarcelamiento, denegación de acceso periodístico y negativas de investigar y enjuiciar los delitos cometidos contra ellos.

La proporción de mujeres entre las víctimas mortales también ha aumentado y las periodistas afrontan cada vez con mayor frecuencia formas de violencia determinadas por el género, como acoso y agresiones sexuales y amenazas.

Cuando se ataca a los periodistas, toda la sociedad paga el precio. Si no podemos proteger a los periodistas, nuestra capacidad para mantenernos informados y contribuir a la adopción de decisiones se ve gravemente obstaculizada. Si los periodistas no pueden hacer su trabajo en condiciones de seguridad, nos enfrentamos a la perspectiva de un mundo de confusión y desinformación.

En este Día Internacional para Poner Fin a la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas, tenemos que aunar nuestros esfuerzos para defenderlos, en pro de la verdad y la justicia.

2 de noviembre de 2019

 

FIP lanza campaña de tres semanas contra impunidad de crímenes contra periodistas

Unesco alerta sobre la violencia contra los medios de comunicación